Manifiesto Plataforma 2009. Menos talante y más eficacia.

El 9 de mayo de 2009 nuestro manifiesto fue publicado en la Tribuna Libre de El Correo Gallego:

 

Vecinos de la ciudad Histórica y del Ensanche de Santiago de Compostela agrupados en la Plataforma Santiago sin Ruido, ante los continuos problemas en la ciudad causados por el vandalismo y ruido nocturno queremos manifestar:

Nuestro agradecimiento por las adhesiones recibidas a la denuncia en la Fiscalía denunciando la pasividad municipal. Con el fin de seguir recopilando pruebas que demuestren esa pasividad, animamos a los afectados a que nos envíen copia de sus denuncias presentadas, así como copias de las facturas de teléfono donde consten las llamadas a la Policía Local. Seguimos recogiendo firmas de adhesión en  santiagosinruido@gmail.com y www.santiagosinruido.wordpress.com

Como refleja la prensa semanalmente, el vandalismo y ruido nocturno son problemas graves en nuestra ciudad, cuya solución no se ve próxima porque en el Concello falta voluntad para aplicar las ordenanzas de ruido y limpieza.

La Plataforma denuncia que existen en Santiago muchos locales nocturnos que no adecuan su actividad a la licencia concedida ejerciendo como Pubs cuando su categoría es de Café y locales que incumplen reiteradamente los horarios de cierre. Estos hechos son objetivos y fácilmente comprobables si se elabora y publica el Mapa de Ruido, estableciendo patrullas de vigilancia policial que inspeccionen la licencia de cada local y la actividad que realiza y sancionando y clausurando a los infractores.

La Ordenanza municipal de ruidos en sus artículos 4 y 63 encomienda a las autoridades municipales las labores de control, inspección y vigilancia de las actividades de esos locales. Pero en lugar de llevar a cabo su trabajo y asumir sus responsabilidades la Concelleira de Seguridad Ciudadana “invita a los vecinos a denunciar”, es decir, traslada a la ciudadanía la labor “delatora” de infracciones e incumplimientos. Los vecinos consideramos inadmisible este planteamiento, si las Concelleiras de Seguridad Ciudadana y la de Urbanismo no ejercen sus funciones o son incapaces de llevarlas a cabo, nos obligan a defender nuestra salud y nuestro derecho al descanso pidiendo sus dimisiones por dejadez de funciones o incompetencia.

Es obvio, evidente, público y notorio que aunque los vecinos denunciemos, esas denuncias nunca conducen a nada, porque los expedientes se eternizan en el Departamento correspondiente, no progresan y prescriben, las multas son irrisorias y aunque se ordene el cierre cautelar de un local infractor, al poco tiempo este abre de nuevo. Los ciudadanos tenemos el derecho de denunciar pero no la obligación de hacerlo. El Concello, responsable de garantizar el cumplimento de la ley, no agiliza la tramitación de las sanciones ni clausura locales infractores reincidentes, es decir no actua con la debida diligencia. Esta es la razón por la que los vecinos afectados recurrimos a la Fiscalía, ante el desamparo y la indefensión, porque las autoridades municipales a las que compete hacer cumplir la ley no lo hacen.

Una entidad tan poco afin a esta Plataforma, como puede ser la propia Asociación de Hostelería Nocturna, denuncia la arbitrariedad, “manga ancha” y “vista gorda” del Concello respecto a determinadas actividades y locales, denunciando que existen “locales protegidos” por las autoridades municipales “porque los controles se hacen siempre sobre los mismos establecimientos, mientras que otros quedan siempre fuera de los controles de la Policía Local”. (Santiago Siete y La Voz de Galicia 01/04/2009). Estos testimonios se pondrán en conocimiento de la Fiscalía pues desde el propio sector hostelero se reconoce la negligencia del Concello.

Es un hecho objetivo que el Valedor do Pobo en agosto de 2006, indica la falta de voluntad del Concello de Santiago para poner solución al problema del vandalismo y ruido nocturno. Asimismo es un hecho objetivo que en sentencia reciente del Juzgado numero 1 de lo Contencioso administrativo de Santiago, haciendo referencia a una sentencia del mismo juzgado del año 2002 contra el Café Bar Momo considera probada por sentencia FIRME, la negligencia del Concello de Santiago en estas cuestiones.

Respecto a las infracciones relacionadas con el “botellón” que tienen lugar por consumo de alcohol masivamente en un espacio público como el Campus Sur, es un hecho objetivo que en casi tres años de vigencia de la ordenanza municipal de ruidos y limpieza, con reuniones de miles de personas, no se alcanzan las 100 multas por orinar, ensuciar, gritar o destrozar el mobiliario público. Ninguno de los sancionados realizó trabajos en beneficio de la comunidad por los destrozos causados al no haberse articulado el sistema de aplicación que estaba previsto en la Ordenanza. Aunque el Concello declara que hay que concienciar a la juventud de que también tienen deberes y obligaciones con la sociedad, estos trabajos sociales altamente educativos para evitar reincidencias no se llevan a cabo y los ciudadanos afectados seguimos sufriendo por los ruidos, los destrozos y además pagando los arreglos y la recogida de basura.

Es obvia, evidente, pública y notoria la pasividad de la Policia Local, así lo corroboran las declaraciones publicadas en la prensa el día 24 de abril, en que los consumidores del botellón, propios causantes de las molestias, lo indican. La misma Concelleira de Seguridade ciudadana ofrece la cifra de 1.500 botelloneros en el Campus Sur la noche del 1 de mayo ¿no es esto un estrepitoso fracaso? ¿no es para pedir su dimisión inmediata?. No parece difícil tomar ejemplo de otras ciudades que han disuelto las concentraciones masivas del botellón de manera eficaz e inocua, utilizando las mangueras de agua dirigidas hacia la concurrencia.

También ha quedado patente la propia protesta de dos Vicerrectores de la Universidad de Santiago, denunciando el ruido que padecen los 600 alumnos residentes de los Colegios Mayores y el deterioro al que se somete al Campus Sur. Una vez más se puso de manifiesto mucho talante y poca eficacia, pues la única propuesta fue convocar una reunión entre Alcalde y Rector en la cual no se tomaron decisiones para impedir el botellón, quedando así implícitamente consentido por ambas partes en un cambalache institucional bochornoso. Nadie se ocupa en nuestra ciudad de proteger a los menores, el derecho al descanso de los vecinos y los espacios públicos: el Campus Sur y la Alameda suponen ejemplos del mejor urbanismo de esta ciudad, por lo cual deberían ser protegidos y salvaguardados, no arrasados.

La ”ley seca” no ayuda a solucionar el problema, hecho que ya fue denunciado reiteradamente por esta plataforma antes de su aprobación, y que corrobora El Correo Gallego en su edición del dia 24 de abril “Los jóvenes burlan la norma en Santiago y compran el alcohol antes de las 10 de la noche”. Esto es un claro indicativo de la filosofía del Concello que mira para otro lado, sus soluciones no se corresponden al problema existente, sino que son cortinas de humo para justificar su actuación a todas luces INUTIL. En un símil médico diríamos que existe un intencionado y negligente error de diagnóstico y por lo tanto un erróneo tratamiento.

Aclaramos que la Plataforma Santiago sin Ruido, es un foro que coordina las actuaciones de los afectados, los cuales son titulares de forma INDIVIDUAL, de los derechos contenidos en el capitulo II de la Constitución Española, continuamente violados por la negligencia de las autoridades competentes, es por ello que ni tiene ni necesita personalidad jurídica para sus actuaciones.

—————-

Enlace corto para difundir esta entrada: http://wp.me/pmylv-4q

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s