Menos talante y más eficacia 09/05/2009

elCorreoGallego

El Correo Gallego 09/05/2009: Tribuna Libre Menos talante y más eficacia.

Vecinos de la ciudad Histórica y del Ensanche de Santiago de Compostela agrupados en la Plataforma Santiago sin Ruido, ante los continuos problemas en la ciudad causados por el vandalismo y ruido nocturno queremos manifestar:

Nuestro agradecimiento por las adhesiones recibidas a la denuncia en la Fiscalía denunciando la pasividad municipal. Con el fin de seguir recopilando pruebas que demuestren esa pasividad, animamos a los afectados a que nos envíen copia de sus denuncias presentadas, así como copias de las facturas de teléfono donde consten las llamadas a la Policía Local. Seguimos recogiendo firmas de adhesión en  santiagosinruido@gmail.com y www.santiagosinruido.wordpress.com

Como refleja la prensa semanalmente, el vandalismo y ruido nocturno son problemas graves en nuestra ciudad, cuya solución no se ve próxima porque en el Concello falta voluntad para aplicar las ordenanzas de ruido y limpieza.

La Plataforma denuncia que existen en Santiago muchos locales nocturnos que no adecuan su actividad a la licencia concedida ejerciendo como Pubs cuando su categoría es de Café y locales que incumplen reiteradamente los horarios de cierre. Estos hechos son objetivos y fácilmente comprobables si se elabora y publica el Mapa de Ruido, estableciendo patrullas de vigilancia policial que inspeccionen la licencia de cada local y la actividad que realiza y sancionando y clausurando a los infractores.

La Ordenanza municipal de ruidos en sus artículos 4 y 63 encomienda a las autoridades municipales las labores de control, inspección y vigilancia de las actividades de esos locales. Pero en lugar de llevar a cabo su trabajo y asumir sus responsabilidades la Concelleira de Seguridad Ciudadana “invita a los vecinos a denunciar”, es decir, traslada a la ciudadanía la labor “delatora” de infracciones e incumplimientos. Los vecinos consideramos inadmisible este planteamiento, si las Concelleiras de Seguridad Ciudadana y la de Urbanismo no ejercen sus funciones o son incapaces de llevarlas a cabo, nos obligan a defender nuestra salud y nuestro derecho al descanso pidiendo sus dimisiones por dejadez de funciones o incompetencia.

Es obvio, evidente, público y notorio que aunque los vecinos denunciemos, esas denuncias nunca conducen a nada, porque los expedientes se eternizan en el Departamento correspondiente, no progresan y prescriben, las multas son irrisorias y aunque se ordene el cierre cautelar de un local infractor, al poco tiempo este abre de nuevo. Los ciudadanos tenemos el derecho de denunciar pero no la obligación de hacerlo. El Concello, responsable de garantizar el cumplimento de la ley, no agiliza la tramitación de las sanciones ni clausura locales infractores reincidentes, es decir no actua con la debida diligencia. Esta es la razón por la que los vecinos afectados recurrimos a la Fiscalía, ante el desamparo y la indefensión, porque las autoridades municipales a las que compete hacer cumplir la ley no lo hacen.

Una entidad tan poco afin a esta Plataforma, como puede ser la propia Asociación de Hostelería Nocturna, denuncia la arbitrariedad, “manga ancha” y “vista gorda” del Concello respecto a determinadas actividades y locales, denunciando que existen “locales protegidos” por las autoridades municipales “porque los controles se hacen siempre sobre los mismos establecimientos, mientras que otros quedan siempre fuera de los controles de la Policía Local”. (Santiago Siete y La Voz de Galicia 01/04/2009). Estos testimonios se pondrán en conocimiento de la Fiscalía pues desde el propio sector hostelero se reconoce la negligencia del Concello.

Es un hecho objetivo que el Valedor do Pobo en agosto de 2006, indica la falta de voluntad del Concello de Santiago para poner solución al problema del vandalismo y ruido nocturno. Asimismo es un hecho objetivo que en sentencia reciente del Juzgado numero 1 de lo Contencioso administrativo de Santiago, haciendo referencia a una sentencia del mismo juzgado del año 2002 contra el Café Bar Momo considera probada por sentencia FIRME, la negligencia del Concello de Santiago en estas cuestiones.

Respecto a las infracciones relacionadas con el “botellón” que tienen lugar por consumo de alcohol masivamente en un espacio público como el Campus Sur, es un hecho objetivo que en casi tres años de vigencia de la ordenanza municipal de ruidos y limpieza, con reuniones de miles de personas, no se alcanzan las 100 multas por orinar, ensuciar, gritar o destrozar el mobiliario público. Ninguno de los sancionados realizó trabajos en beneficio de la comunidad por los destrozos causados al no haberse articulado el sistema de aplicación que estaba previsto en la Ordenanza. Aunque el Concello declara que hay que concienciar a la juventud de que también tienen deberes y obligaciones con la sociedad, estos trabajos sociales altamente educativos para evitar reincidencias no se llevan a cabo y los ciudadanos afectados seguimos sufriendo por los ruidos, los destrozos y además pagando los arreglos y la recogida de basura.

Es obvia, evidente, pública y notoria la pasividad de la Policia Local, así lo corroboran las declaraciones publicadas en la prensa el día 24 de abril, en que los consumidores del botellón, propios causantes de las molestias, lo indican. La misma Concelleira de Seguridade ciudadana ofrece la cifra de 1.500 botelloneros en el Campus Sur la noche del 1 de mayo ¿no es esto un estrepitoso fracaso? ¿no es para pedir su dimisión inmediata?. No parece difícil tomar ejemplo de otras ciudades que han disuelto las concentraciones masivas del botellón de manera eficaz e inocua, utilizando las mangueras de agua dirigidas hacia la concurrencia.

También ha quedado patente la propia protesta de dos Vicerrectores de la Universidad de Santiago, denunciando el ruido que padecen los 600 alumnos residentes de los Colegios Mayores y el deterioro al que se somete al Campus Sur. Una vez más se puso de manifiesto mucho talante y poca eficacia, pues la única propuesta fue convocar una reunión entre Alcalde y Rector en la cual no se tomaron decisiones para impedir el botellón, quedando así implícitamente consentido por ambas partes en un cambalache institucional bochornoso. Nadie se ocupa en nuestra ciudad de proteger a los menores, el derecho al descanso de los vecinos y los espacios públicos: el Campus Sur y la Alameda suponen ejemplos del mejor urbanismo de esta ciudad, por lo cual deberían ser protegidos y salvaguardados, no arrasados.

La ”ley seca” no ayuda a solucionar el problema, hecho que ya fue denunciado reiteradamente por esta plataforma antes de su aprobación, y que corrobora El Correo Gallego en su edición del dia 24 de abril “Los jóvenes burlan la norma en Santiago y compran el alcohol antes de las 10 de la noche”. Esto es un claro indicativo de la filosofía del Concello que mira para otro lado, sus soluciones no se corresponden al problema existente, sino que son cortinas de humo para justificar su actuación a todas luces INÚTIL. En un símil médico diríamos que existe un intencionado y negligente error de diagnóstico y por lo tanto un erróneo tratamiento.

Aclaramos que la Plataforma Santiago sin Ruido, es un foro que coordina las actuaciones de los afectados, los cuales son titulares de forma INDIVIDUAL, de los derechos contenidos en el capitulo II de la Constitución Española, continuamente violados por la negligencia de las autoridades competentes, es por ello que ni tiene ni necesita personalidad jurídica para sus actuaciones.

Plataforma Santiago sin Ruido


Abochornado por el consentimiento e impunidad de las autoridades ante el macrobotellón del Campus Sur, el rector de la USC entona el mea culpa en la prensa local en respuesta a las protestas vecinales.
Senen-barro-ameneiro.jpg
Senen Barro rector USC  de 2002-2010

A Cidade e a Universidade composteláns enterraban, o 17 de decembro de 1933, a D. Alejandro Rodríguez Cadarso, quen fora reitor desde 1930. Médico, profesor, investigador e político, tivo un empeño especial por modernizar e proxectar no mundo unha Universidade que ben avanzado o século XX aínda seguía sendo en boa medida decimonónica. O seu empeño foi decisivo no avance logrado pola nosa Universidade, non só naqueles anos senón nun futuro que en certa medida chega ata o presente.

O que hoxe se coñece como Campus Sur, e singularmente a súa parte medular, a zona das residencias, foi un dos importantes legados dese excepcional reitor. Un campus á altura da Universidade que el quería que a USC chegase a ser. O campus proxectado non se rematou, nin todo se fixo como inicialmente se concibira, pero o resultado é sen dúbida un exemplo de contorno especialmente idóneo para o traballo e o estudo, así como un espazo residencial, deportivo e de lecer de excepción.

En Compostela a Universidade é unha parte inseparable da vida social, económica e cultural da cidade. Pero tamén da paisaxe e da vida urbana: non hai reixas nin portas entre os campus e o resto da cidade, que se funden nun continuo. Santiago fíxose campus tamén pola súa Universidade, converténdose nunha “universidade”, e non ao revés, como noutros casos ten ocorrido, con campus fagocitados pola urbe, transformados en si mesmos en cidades de formigón, cristal e cartón pedra.

Por suposto Santiago de Compostela non é só Universidade, nin viceversa. Pero tamén é certo que cidade e Universidade son máis por ser aquel berce e xergón da Universidade e esta por estar aniñada nun lugar único no mundo.

Hoxe o Campus Sur está degradado. Non é unha ferida de morte, pero si é unha fonda ferida nas nosas vidas. Nas dos membros da comunidade universitaria, por suposto, pero por igual nas de calquera persoa á que lle doa esta milenaria cidade, viva nela ou non. O principal padecemento do campus non é polo inevitable avance nas edificacións, que nin saturan o espazo nin son arquitecturas de mal gusto. O seu principal problema débese ao deterioro constante das rúas, beirarrúas, zonas verdes, zonas deportivas e mobiliario urbano; a un tráfico excesivo e desordenado; e á falta de civismo dalgunhas persoas que deterioran o campus por acción ou omisión, algo que se está acentuando nos últimos tempos debido a un intolerable “botellón”.

É necesario poñer remedio a esta situación canto antes, e recuperar un campus para un país -seguindo o lema da exposición homenaxe a Rodríguez Cadarso no 75º cabodano do seu pasamento: “un reitor para un país” -. Sempre pensei que as letras que conforman a palabra CAMPUS deberían significar o compromiso coa “C” de Calidade de vida, coa “A” de Arquitectura amable, e seguindo nesta liña, coa Modernidade das infraestruturas, a Personalidade propia, o Urbanismo intelixente e a Sustentabilidade. Con estes principios queremos recuperar o Campus Sur, igual que recuperamos ao reitor Cadarso dunha desmemoria en parte fortuíta pero sobre todo intencionada. Empeñaremos ilusión e traballo para recuperarmos na súa plenitude un dos legados máis relevantes daquel reitor que se fixo acredor do cariño, do agradecemento e da admiración dos universitarios, como se recolle na acta da Xunta de Goberno da USC do 13 de xaneiro de 1934, poucos días despois do tráxico accidente de automóbil que acabou coa súa vida e a de don Francisco Vacariza Varela.

Igual que recuperamos a vida e a obra de Cadarso, queremos poñer punto e final á degradación dun Campus concibido para vivir e non só para obrar. Queremos poñer un punto de partida, sen volta atrás, a unha intervención que devolva todo o seu esplendor a un lugar emblemático de Compostela e de Galicia enteira.

Só co empeño e os recursos da USC non será suficiente. É un lugar de toda a cidade e para o que esta representa no noso país e no mundo. A USC non pode soa con esta inxente responsabilidade, por iso pedimos e pediremos insistentemente a axuda de todos e todas. A de quen alí traballa e estuda; a de quen alí fai deporte, pasea ou simplemente le un libro; a axuda de quen nos visitan; a de todas as persoas que non son insensibles á súa fermosura, e ao que representa. Entre todos faremos un Campus para un país.

……………………………….

Blog Lampreas y Boquerones 07/04/2009: Plataforma Santiago Sin Ruido.

https://sanchezreverte.blogspot.com.es/2009/04/plataforma-santiago-sin-ruido.html

Plataforma Santiago Sin Ruido

Periódicamente la asociación de turno se llega a denunciar al Concello por el escandaloso asunto de los ruidos callejeros. Y, como en cada ocasión, aquel hace oídos sordos en lugar de hacerse eco de las peticiones. En este caso ha sido la Plataforma Vecinal Santiago Sin Ruido la que ha presentado la correspondiente y enésima denuncia ante la Fiscalía acusando al gobierno local de pasividad ante el deterioro de la convivencia en zonas del Ensanche y el Centro histórico, pasividad ante la “movida” nocturna que tiene a los vecinos de los nervios hasta el alba.
Pues maldita sea la gracia. No por la denuncia sino porque, como ya ha ocurrido anteriormente, acabarán por condenar moralmente al Concello y a nosotros a pagar la multa, que este siempre acaba escarmentando en oreja ajena.
Lo cierto es que no sabemos si es pasividad del Concello, cosa mala, o impotencia, acaso peor, pero en uno y otro caso el Concello, como tal, es algo tan difuso, tan etéreo como el tiempo o los suspiros. Vamos, que hay un responsable, una responsable con nombres, apellidos y cita en la peluquería y que debiera ser quien actuara para remediar tamaño desfeito o, como mínimo, hacer como que hace más allá de multar a locales de una forma digámoslo así, un tanto infantil.
Porque ahí están las leyes, ordenanzas y demás zarandajas, reuniones, grupos de estudio, comisiones y todo tipo de hermanamientos asociacionistas y amancebamientos politicovecinales para resolver el problema y que, cuando hablan de atajarlo, se refieren a ir por el camino más corto, esto es, una declaración de intenciones tan lírica que ponen los vellos de punta y las orejas tiesas. Y todo porque las medidas socialistas no están siendo populares pero algo hay claro, lo hecho hasta a hora, y visto lo oído, los ruidos, son inútiles. O se recambian las ideas o las personas, pero tanto grito clama al cielo.
Que ya estamos hartos de pagar de nuestros bolsillos diligentemente las multas negligentes del Concello, carajo.

Se aceptan sugerencias.
……………………………
……………………………

MANO DURA

Un férreo control policial evitó los botellones en la zona vieja
Los agentes dispersaron numerosas fiestas, hicieron controles de alcoholemia e incluso tuvieron que poner orden en dos peleas que se desarrollaban a puñetazo limpio // El PP prepara un plan para regenerar las zonas más afectadas

El PP dice que hubo 2.500 personas en el Campus, Raxoi señala que fueron mil. La zona del Campus, izquierda y las escalinatas de la Alameda quedaron llenas de basuras

 

Escalnata de la Alameda en Campus Sur. FOTO: Patricia Santos

REDACCIÓN • SANTIAGO | 04.04.2009

El incremento considerable de agentes, tanto de la Policía Nacional como de la Municipal, consiguió controlar la movida durante la noche de ayer. El dispositivo incluyó un test de alcoholemia realizado por los agentes municipales. Controlaron a 130 conductores, y seis de ellos dieron positivo. “Uno de estos tuvo que ser denunciado en los juzgados por su elevada tasa de alcohol, que deriva en un caso penal”, señala la edil de Seguridad Ciudadana, Marta Álvarez-Santullano.

Por otro lado, esta vigilancia permitió identificar en la rúa da Trinidade a cinco varones que a la una y media de la madrugada se entretenían liándose a patadas con el retrovisor de un automóvil.

Además, delante de la Sala Capitol, y a las dos y cuarto de la mañana, las fuerzas de seguridad locales disolvieron dos peleas que se estaban desarrollando a puñetazo limpio entre varios individuos.

Además, “se pusieron seis denuncias por orinar en la vía pública. Todas ellas en el casco histórico”, añade la concejala. “Cada una de estas personas será sancionado con una multa de 300 euros”, explica. Finalmente, los municipales desalojaron tres pisos en los que se estaban celebrando fiestas. “Y también se dispersaron botellones en Diego de Muros, el parque de Belvís, San Martín Pinario y Pescadería Vella”.

Santullano indica que “alrededor de mil personas se reunieron en el Campus y que, en resumen, fue una noche de muchos jóvenes pero controlada porque había bastantes agentes de la Policía Local y Nacional haciendo rondas continuamente por las calles”.

Los concejales del Grupo Municipal Popular de Santiago Ángel Espadas y Albino Vázquez también siguieron muy de cerca, y en directo, esta noche de movida compostelana. Ángel Espadas quiso, así, “felicitar la labor disuasoria de los cuerpos de seguridad local y nacional”, que comprobó in situ. Sin embargo, también afirmó que “estos no pueden desarrollar su trabajo de manera completa ya que no hay voluntad política para resolver el problema”.

Espadas cifró, por su parte, en “2.500 personas” las que hacían botellón en la Alameda, y añadió que “ni la policía ni la empresa de seguridad privada de la Universidad pudieron evitar el ruido ni la ingestión de bebidas alcohólicas ni la gran cantidad de residuos que quedaron tirados en esta zona”.

¿Qué pasó con la prohibición?

La también edil del PP y concejala responsable del seguimiento de Política Social, Paula Prado, anunció ayer que el Grupo Municipal Popular de Santiago “trabaja en un plan de regeneración de zonas saturadas tanto del casco histórico como de la zona nueva”, debido “a la pasividad e insensibilidad del gobierno municipal con los ruidos originados por la movida”.

Prado destacó, de este modo, que las calles Alfredo Brañas y República Arxentina, “amanecen sucias, con daños en el mobiliario o llenas de orines todas las mañanas de los viernes”. Y que en este Plan de Regeneración “se prevén medidas jurídicas, económicas y de sensibilización de la ciudadanía”.

La edil del PP también dijo que vecinos de la rúa Alfredo Brañas comenzaron ya a recoger firmas con la intención de llevarlas al gobierno municipal para que tome cartas en el asunto, y que incluso alguno de ellos se presentó ante la Fiscalía para denunciar las molestias que sufren todos los vecinos.

Y es que, como ella señala, “los ruidos nocturnos son, según el Tribunal Constitucional, un ataque sagrado al principio de inviolabilidad domiciliaria”. Y como añade Espadas, “así como los locales que no cumplen con la normativa deben ser sancionados, los individuos que orinen en la calle o arrojen basura, también deben ser penalizados por ello”.

Y hablando de normativas, los del PP recordaron que la ordenanza que prohíbe la venta de alcohol después de las diez de la noche “tenía que haber entrado en vigor en marzo”. “Es otra promesa del equipo de gobierno sin cumplir”, concluyen.

EL PP PREGUNTA

‘Sospechoso’ Dúplex

Paula Prado anunció que preguntará en el próximo pleno ordinario si el ejecutivo tiene pensado adoptar alguna medida en relación a los locales nocturno. La edil se hizo eco de las “denuncias de trato de favor que el Concello tiene con algunos locales” y señaló de “sospechoso” el cierre del Dúplex.

¿Siempre será así?

La concejala Paula Prado también preguntará en el pleno si el Concello volverá a poner en marcha en las demás noches de movida el mismo operativo policial que ayer o, por el contrario “se volverá pronto al estado de indolencia y se retirarán las patrullas” .

…………………………………………………………………

LA POLÉMICA DEL BOTELLÓN

“Sólo la lluvia nos puede salvar”

Los vecinos del Ensanche y de la zona monumental afirman que “hay poca Policía las noches de movida” // También piden que Raxoi empiece a multar severamente a los que montan ruido por las noches o dejan las calles llenas de orines y vomitonas

J.E. • SANTIAGO | 21.03.2009

Los botellones volvieron a zonas protegidas y sensibles del casco histórico, como en esta foto de archivo

El botellón es el problema que más preocupa a los santiagueses y, tras la última noche de movida, que se saldó con el ataque a una frutería en el Ensanche y la celebración de distintos botellones en zonas sensibles como el Obradoiro, la plaza de A Quintana o San Martín Pinario, también es la polémica de la semana. Y es que los vecinos están hartos y han alzado su voz para denunciar que “no se ve a la Policía las noches de movida”, por lo que exigen al Ayuntamiento “más agentes por las calles cada vez que los jóvenes se van de juerga por Santiago “. Raxoi no opina lo mismo.

La noche del 18 al 19 de marzo volvió a abrir todas las heridas. El buen tiempo hizo que los estudiantes retrasasen su regreso en el puente de San José, y que cientos de personas se apuntaran a la fiesta nocturna. La diversión de unos se convirtió, sin embargo, en una penitencia para otros.

Unos vándalos rompieron la luna del escaparate de la frutería Entrenaranjos, en la calle República Arxentina: “E os noctámbulos puxéronse a xogar ao beisbol no medio da rúa coa froita”, aseguran vecinos de la zona. También “arrancaron plantas, beberon, berraron e mearon hasta que se foron”, aseguran algunos residentes.

La situación no fue mejor en el casco histórico, en donde se montaron botellones en zonas protegidas como San Martín Pinario, el Obradoiro o A Quintana. Los que viven cerca señalan “que había grupos con guitarras montando serenata toda la noche al lado de las viviendas”, algo que “prohíbe taxativamente la normativa municipal”, comentan los afectados.

Por todo esto, y por su reincidencia noche tras noche de movida, el botellón se ha convertido ya en el problema que más preocupa a los santiagueses. Y es que los ciudadanos no se cansan de reclamar que “temos dereito a un descanso nocturno digno sen ter que aguantar berros, aullidos e vómitos”.

Ni control ni multas

La Plataforma Santiago Sin Ruido, agrupación formada hace unos meses por los que se sienten perjudicados por la movida, manifiesta que “no se ve a la policía por las noches y, cuando se les llama, siempre ponen la excusa de que son pocos efectivos y de que les cuesta cubrir toda la ciudad”.

La plataforma se pregunta también “cuántas multas se van a imponer por lo que que sucedió la madrugada del 18 al 19 de marzo”. Y es que, según ellos, “no tenemos conocimiento de que, hasta el momento, se haya sancionado a nadie”, y “la situación que se vivió por la noche en la Azabachería, San Roque, Lureiros, San Martín Pinario, etcétera, fue horrible”, citan algunos de los residentes.

Según ellos, además, “hay una gran permisividad por parte de las autoridades que no se comprende. La normativa municipal es clara. Está prohibido consumir bebidas alcohólicas en la vía pública cuando pueda alterar gravemente la convivencia ciudadana. También está prohibido cantar o tocar instrumentos en entre las diez de la noche y las ocho de la mañana, así como vociferar o hacer las necesidades fisiológicas en la calle. Todo esto se incumple y no se hace nada”, señalan en la Plataforma Santiago Sin Ruido.

Desde el Partido Popular, la concejala Amelia González, también indicó que “se echa en falta la presencia de la policía”. “La zona de San Bieito es imposible dormir por las noches y, por el día, está llena de basuras, vomitonas, pintadas y orines”. “Los vecinos -dice la edil- echan en falta que las fuerzas del orden impidan que los gamberros hagan lo que están haciendo. Si hubiese más agentes no ocurrirían destrozos como el que sufrió la frutería Entrenaranjos, que ya es la décima vez. Hacen falta más agentes y más contundencia, en el sentido de no permitir los alborotos que se montan por la noche, y no se está haciendo nada”.

“Parece que lo único que nos queda es que llueva en Santiago para que la gente no salga por la calle”, coinciden en destacar el PP y la Plataforma Santiago Sin Ruido.

LAS RESPUESTAS DE RAXOI

“La ciudad no estaba desprotegida”

La edil de Seguridad Ciudadana, Marta Álvarez-Santullano afirma que “el dispositivo de agentes, tanto locales como nacionales, fue grande la noche del 18 al 19 de marzo. De hecho se dispersaron nueve botellones en el casco histórico y la Alameda”.

“Las sanciones se pueden ver en Raxoi”

Por otro lado, Santullano señala que las sanciones que el Concello ha puesto en el botellón “las puede pedir cualquiera en el Ayuntamiento y consultarlas”. Este diario aprovechó esta afirmación para pedirlas, pero deberá esperar “unos días”, según la edil.

………….

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s