Ampliación de aforo 02/12/2016

elCorreoGallego

El Correo Gallego 02/12/2016: Vecinos y comerciantes recelan de la ampliación del aforo en hostelería

Vecinos y comerciantes recelan de la ampliación del aforo en hostelería

“Si se duplica el número de clientes, se duplicará el ruido”, denuncia Compostela Vella // “Sin medidas de insonorización, apaga y vámonos”, dicen los empresarios

Rúa de Entremuros, en el casco antiguo, con gente fuera de los locales.  - FOTO: C. Vella
Rúa de Entremuros, en el casco antiguo, con gente fuera de los locales

ÁNGELA ARES SANTIAGO  | 02.12.2016

Raxoi abrió el grifo al aceptar que los locales de hostelería puedan ampliar sus aforos teniendo en cuenta la capacidad de evacuación y no la limitación del espacio. Sin embargo, este acuerdo ha caído como un jarro de agua fría para los vecinos de la zona monumental que urgen acabar con los ruidos nocturnos.

Aunque el Concello de Santiago dispone de un plazo de nueve meses para redactar la nueva ordenanza que, según argumentaron bebe de la filosofía adoptado por el Ayuntamiento madrileño después de la tragedia del Madrid Arena y que persigue acabar con la inseguridad de los locales, la Asociación Compostela Vella mostró ayer su recelo a este acuerdo.

Su presidenta, María Abelleira criticó, en primer lugar, que el Concello “no nos haya dado voz, dentro de su postura sectarista, además de ningunear a una asociación como la nuestra, que data nada menos que de 1999”.

En cuanto a la medida adoptada por el Concello, tras una reunión mantenida el miércoles entre representantes de hostelería y de los grupos municipales, pronosticó que “si se duplica el número de clientes en los locales nocturnos, se duplicará el ruido”

………………………….

El Correo Gallego 17/02/ 2017: Vecinos del casco viejo se rebelan a multas “suaves” a pubs

Vecinos del casco viejo se rebelan contra las multas ‘suaves’ a pubs

Recurren a la vía ‘legal’ para que se anulen los acuerdos entre hosteleros y CA con el fin de rebajar las sanciones por ruido o aforo// Exigen otra negociación con presencia de la ciudadanía

El tema de las sanciones a locales de ocio nocturno continúa dando que hablar entre los vecinos del casco viejo, que siguen echando humo por la decisión del equipo de gobierno de Compostela Aberta de suavizar las multas y cambiar los aforos de algunos de los bares y pubs de la capital gallega. Así, cansados de solicitar que quieren formar parte del proceso, sin que nadie los escuche, la asociación Compostela Vella, presidida por María Abelleira, acaba de recurrir a la vía legal presentando un amplio escrito en el que solicitan que se anule lo acordado en la mesa de hostelería, y que, además, se lleve a cabo una nueva y efectiva negociación y mesa de diálogo que cuente también con los diferentes agentes sociales afectados por el ejercicio de actividades de ocio nocturno en la zona vieja compostelana.

Así, de cara a generar consenso sobre los límites del ejercicio de la actividad y aforo, entre otros aspectos, de los bares y pubs de la capital gallega, la Asociación Compostela Vella pide ser parte integrante de esta mesa de diálogo y que se dé también audiencia pública a todos los posibles interesados por un periodo no inferior a treinta días

………………

Anuncios

Norma básica de autoprotección de establecimientos dedicados a actividades que puedan dar origen a situaciones de emergencia 2007

Real Decreto 393/2007, de 23 de marzo por el que se aprueba Norma básica de autoprotección de los centros, establecimientos y dependencias dedicados a actividades que puedan dar origen a situaciones de emergencia (BOE núm. 72, de 24 de marzo)

Incluye las modificaciones introducidas por el Real Decreto 1468/2008, de 5 de septiembre (BOE núm. 239, de 3 de octubre)

La obligación de los poderes públicos de garantizar el derecho a la vida y a la integridad física, como el más importante de todos los derechos fundamentales, incluido en el artículo 15 de la Constitución Española, debe plantearse no sólo de forma que los ciudadanos alcancen la protección a través de las Administraciones Públicas, sino que se ha de procurar la adopción de medidas destinadas a la prevención y control de riesgos en su origen, así como a la actuación inicial en las situaciones de emergencia que pudieran presentarse.

La Ley 2/1985 de 21 de enero, sobre Protección Civil, contempla los aspectos relativos a la autoprotección, determinando en sus artículos 5 y 6 la obligación del Gobierno de establecer un catálogo de las actividades de todo orden que puedan dar origen a una situación de emergencia y la obligación de los titulares de los centros, establecimientos y dependencias o medios análogos donde se realicen dichas actividades, de disponer de un sistema de autoprotección, dotado con sus propios recursos, para acciones de prevención de riesgos, alarma, evacuación y socorro. Asimismo el propio artículo 6 determina que el Gobierno, a propuesta del Ministerio del Interior, previo informe de la Comisión Nacional de Protección Civil, establecerá las directrices básicas para regular la autoprotección.

Por parte de las distintas Administraciones Públicas se han desarrollado normas legales, reglamentarias y técnicas en materia de prevención y control de riesgos, que constituyen una buena base para el desarrollo de acciones preventivas y en consecuencia de la autoprotección.

Entre ellas, es preciso destacar la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de riesgos laborales, cuyo objeto es promover la seguridad y salud de los trabajadores mediante la aplicación de medidas y el desarrollo de las actividades necesarias para la prevención de riesgos derivados del trabajo.

Es evidente que la protección de los trabajadores de una determinada dependencia o establecimiento, especialmente en cuanto se refiere a riesgos catastróficos, implica, las más de las veces, la protección simultánea de otras personas presentes en el establecimiento, con lo que, en tales casos, se estará atendiendo simultáneamente a la seguridad de los trabajadores y a la del público en general. En otras ocasiones, sin embargo, el ámbito de protección abarcado por la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, no será coincidente con el que debe corresponder a la autoprotección a que se refiere la Ley 2/1985, de 21 de enero. Así, por ejemplo, determinados riesgos, los estrictamente laborales, lo serán únicamente para los trabajadores de un determinado establecimiento, sin afectar al resto de las personas presentes en el mismo. Por el contrario, otros riesgos, derivados del desarrollo de una determinada actividad, lo son fundamentalmente para un colectivo de ciudadanos, a veces enormemente extenso, que por, diferentes razones, se encuentran expuestos. En ciertos casos, la generación del riesgo puede no derivarse incluso de una actividad económica o vinculada a una actividad propiamente laboral.

En consecuencia, la actividad protectora de la seguridad y la salud, derivada de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, teniendo un campo común con la autoprotección a que se refiere la Ley 2/1985, de 21 de enero, no cubre los requerimientos de prevención o reducción de riesgos para la población de los que esta última se ocupa.

Por otra parte, deben citarse en el ámbito estatal, el Real Decreto 2816/1982, de 27 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento General de Policía de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas, el Real Decreto 314/2006, de 17 de marzo, por el que se aprueba el Código Técnico de la Edificación», el Real Decreto 2267/2004, de 3 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de seguridad contra incendios en los establecimientos industriales, o la Orden de 13 de noviembre de 1984, sobre Evacuación de Centros Docentes de Educación General Básica, Bachillerato y Formación Profesional.

También existe en diversos ámbitos de las comunidades autónomas y de las entidades locales experiencia en la aplicación no vinculante de la Orden de 29 de noviembre de 1984, por la que se aprueba el Manual de Autoprotección para el desarrollo del Plan de Emergencia contra Incendios y de Evacuación de Locales y Edificios, y han sido promulgadas por las comunidades autónomas normas y reglamentos en materias tales como espectáculos públicos, o prevención de incendios, que, junto a las ordenanzas municipales, han ido acrecentando el cuerpo normativo de la autoprotección.

La autoprotección ha sido asimismo abordada en las Directrices Básicas de Planificación de Protección Civil y en los Planes Especiales ante riesgos específicos.

Este real decreto viene a desarrollar los preceptos relativos a la autoprotección, contenidos en la Ley 2/1985, de 21 de enero, y a dar cumplimiento a lo establecido en la sección IV, del capítulo I, del Real Decreto 2816/1982, de 27 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento General de Policía de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas, anteriormente citado. Constituye el marco legal que garantiza para todos los ciudadanos unos niveles adecuados de seguridad, eficacia y coordinación administrativa, en materia de prevención y control de riesgos. Respeta así mismo, las competencias propias de las comunidades autónomas y entidades locales en la materia y la existencia de una determinada normativa básica sectorial que impone obligaciones de autoprotección frente a riesgos específicos. Así, las disposiciones de este real decreto tendrán carácter supletorio para las actividades con reglamentación sectorial específica.

La Norma Básica de Autoprotección, define y desarrolla la autoprotección y establece los mecanismos de control por parte de las Administraciones Públicas. Contempla una gradación de las obligaciones de la autoprotección y respeta la normativa sectorial específica de aquellas actividades que, por su potencial peligrosidad, importancia y posibles efectos perjudiciales sobre la población, el medio ambiente y los bienes, deben tener un tratamiento singular.

La Norma Básica de Autoprotección establece la obligación de elaborar, implantar materialmente y mantener operativos los Planes de Autoprotección y determina el contenido mínimo que deben incorporar estos planes en aquellas actividades, centros, establecimientos, espacios, instalaciones y dependencias que, potencialmente, pueden generar o resultar afectadas por situaciones de emergencia. Incide no sólo en las actuaciones ante dichas situaciones, sino también y con carácter previo, en el análisis y evaluación de los riesgos, en la adopción de medidas preventivas y de control de los riesgos, así como en la integración de las actuaciones en emergencia, en los correspondientes Planes de Emergencia de Protección Civil.

Dada la complejidad de la materia y su posible incidencia sobre la seguridad de las personas, se hace necesario llevar a cabo el estudio y seguimiento permanente de las normas en materia de autoprotección así como de las relaciones intersectoriales que esta normativa conlleva, en orden a la vigencia y actualización de la propia Norma Básica de Autoprotección.

En el proceso de tramitación del presente real decreto ha participado la Comisión Nacional de Protección Civil, mediante la emisión de su informe preceptivo, de conformidad con lo previsto en el artículo 17 de la Ley 2/1985, de 21 de enero.

En su virtud, a propuesta del Ministro del Interior, con el informe favorable del Ministerio de Economía y Hacienda, con la aprobación previa del Ministro de Administraciones Públicas, de acuerdo con el Consejo de Estado y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 23 de marzo de 2007,

D I S P O N G O :

Artículo 1. Aprobación de la Norma Básica de Autoprotección de los centros, establecimientos y dependencias, dedicados a actividades que puedan dar origen a situaciones de emergencia.

Se aprueba la Norma Básica de Autoprotección de los centros, establecimientos y dependencias, dedicados a actividades que puedan dar origen a situaciones de emergencia (en adelante Norma Básica de Autoprotección), cuyo texto se inserta a continuación de este real decreto.

Artículo 2. Ámbito de aplicación.

1. Las disposiciones de este real decreto se aplicarán a todas las actividades comprendidas en el anexo I de la Norma Básica de Autoprotección aplicándose con carácter supletorio en el caso de las Actividades con Reglamentación Sectorial Específica, contempladas en el punto 1 de dicho anexo.

2. No obstante, las Administraciones Públicas competentes podrán exigir la elaboración e implantación de planes de autoprotección a los titulares de actividades no incluidas en el anexo I, cuando presenten un especial riesgo o vulnerabilidad.

3. Quedarán exentas del control administrativo y del registro, aquellos centros, establecimientos o instalaciones dependientes del Ministerio de Defensa, de Instituciones Penitenciarias, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y Resguardo Aduanero, así como los de los órganos judiciales.

4. Cuando las instalaciones o actividades a las que se refiere esta Norma Básica dispongan de Reglamentación específica propia que regule su régimen de autorizaciones, los procesos de control administrativo y técnico de sus Planes de Emergencia Interior responderán a lo dispuesto en la citada Reglamentación específica.

Artículo 3. Carácter de norma mínima.  

1. Las obligaciones de autoprotección establecidas en el presente real decreto serán exigidas como norma mínima o supletoria, de conformidad con lo establecido en el artículo 2.1.

2. Los planes de autoprotección previstos en esta norma y aquellos otros instrumentos de prevención y autoprotección impuestos por otra normativa aplicable, podrán fusionarse en un documento único cuando dicha unión permita evitar duplicaciones innecesarias de la información y la repetición de los trabajos realizados por el titular o la autoridad competente, siempre que se cumplan todos los requisitos esenciales de la presente norma y de las demás aplicables de acuerdo con el artículo 2.1.

Artículo 4. Elaboración de los Planes de Autoprotección.  

1. La elaboración de los planes de autoprotección previstos en la Norma Básica de Autoprotección se sujetarán a las siguientes condiciones:

  1. Su elaboración, implantación, mantenimiento y revisión es responsabilidad del titular de la actividad.
  2. El Plan de Autoprotección deberá ser elaborado por un técnico competente capacitado para dictaminar sobre aquellos aspectos relacionados con la autoprotección frente a los riesgos a los que esté sujeta la actividad.
  3. En el caso de actividades temporales realizadas en centros, establecimientos, instalaciones y/o dependencias, que dispongan de autorización para una actividad distinta de la que se pretende realizar e incluida en el anexo I, el organizador de la actividad temporal estará obligado a elaborar e implantar, con carácter previo al inicio de la nueva actividad, un Plan de Autoprotección complementario.
  4. Los centros, establecimientos, espacios, instalaciones y dependencias que deban disponer de plan de autoprotección deberán integrar en su plan los planes de las distintas actividades que se encuentren físicamente en el mismo, así como contemplar el resto de actividades no incluidas en la Norma Básica de Autoprotección.
  5. En los centros, establecimientos, espacios, instalaciones y dependencias del apartado anterior se podrá admitir un plan de autoprotección integral único, siempre que se contemple todos los riesgos particulares de cada una de las actividades que contengan.
  6. Los titulares de las distintas actividades, en régimen de arrendamiento, concesión o contrata, que se encuentren físicamente en los centros, establecimientos, espacios, instalaciones y dependencias que deban disponer de plan de autoprotección, de acuerdo con lo establecido en el anexo I, deberán elaborar, implantar e integrar sus planes, con sus propios medios y recursos.

2. El Plan de Autoprotección deberá acompañar a los restantes documentos necesarios para el otorgamiento de la licencia, permiso o autorización necesaria para el comienzo de la actividad.

3. Las administraciones públicas competentes podrán, en todo momento, requerir del titular de la actividad correcciones, modificaciones o actualizaciones de los planes de autoprotección elaborados en caso de variación de las circunstancias que determinaron su adopción o para adecuarlos a la normativa vigente sobre autoprotección y a lo dispuesto en los planes de protección civil.

Artículo 5. Registro de los Planes de Autoprotección.

1. Los datos, de los planes de autoprotección, relevantes para la protección civil deberán ser inscritos en un registro administrativo, que incluirá como mínimo los datos referidos en el anexo IV de la Norma Básica de Autoprotección.

A tal fin, los titulares de las actividades remitirán al órgano encargado de dicho registro los referidos datos y sus modificaciones.

2. El órgano encargado del registro, así como los procedimientos de control administrativo y registro de los Planes de Autoprotección de los centros, establecimientos, espacios, instalaciones y dependencias donde se desarrollan las actividades relacionadas en el anexo I de la Norma Básica de Autoprotección, será establecido por las comunidades autónomas competentes o el órgano competente establecido en el caso de actividades con reglamentación sectorial específica.

Artículo 6. Funciones de la Comisión Nacional de Protección Civil en materia de autoprotección.

La Comisión Nacional de Protección Civil de acuerdo con las funciones que le atribuye la Ley 2/1985, de 21 de enero, sobre Protección Civil, tendrá las siguientes funciones relacionadas con la autoprotección:

  1. Proponer las revisiones y actualizaciones necesarias de la Norma Básica de Autoprotección.
  2. Proponer las modificaciones que procedan en las disposiciones normativas relacionadas con la autoprotección.
  3. Proponer criterios técnicos para la correcta interpretación y aplicación de la Norma Básica de Autoprotección.
  4. Informar preceptivamente los proyectos de normas de autoprotección de ámbito estatal que afecten a la seguridad de personas y bienes. (Modificada por el Real Decreto 1468/2008, de 5 de septiembre)
  5. Elaborar criterios, estudios y propuestas en el ámbito de la autoprotección.

Artículo 7. Promoción y fomento de la Autoprotección.

1. Las distintas Administraciones Públicas, en el marco de sus competencias, promoverán de forma coordinada la Autoprotección, estableciendo los medios y recursos necesarios mediante el desarrollo de actuaciones orientadas a la información y sensibilización de los ciudadanos, empresas e instituciones en materia de prevención y control de riesgos, así como en materia de preparación y respuesta en situaciones de emergencia.

2. La Dirección General de Protección Civil y Emergencias establecerá un Fondo de Documentación especializado en materia de autoprotección para contribuir al desarrollo y promoción de la misma.

Artículo 8. Vigilancia e inspección por las Administraciones Públicas. (Modificado por el Real Decreto 1468/2008, de 5 de septiembre)

Las Administraciones públicas, en el ámbito de la autoprotección, ejercerán funciones de vigilancia, inspección y control, y velarán por el cumplimiento de las exigencias contenidas en la Norma Básica de Autoprotección.

Artículo 9. Régimen sancionador.

El incumplimiento de las obligaciones de autoprotección será sancionable por las administraciones públicas competentes, conforme a la Ley 2/1985, de 21 de enero, las correspondientes Leyes de Protección Civil y Emergencias de las Comunidades Autónomas y el resto del ordenamiento jurídico aplicable en materia de autoprotección.

Disposición transitoria única. Actividades existentes.

Los titulares de las actividades del anexo I de la Norma Básica de Autoprotección, que ya tuvieran concedida la correspondiente licencia de actividad o permiso de funcionamiento o explotación a la fecha de entrada en vigor de este real decreto, deberán presentar el Plan de Autoprotección elaborado ante el órgano de la Administración Pública competente para la autorización de la actividad en el plazo que por la misma se establezca.

En los casos en que hubieran de establecerse medidas complementarias y correctoras de autoprotección, dicho plazo para su implantación podrá incrementarse, cuando así lo autorice expresamente de forma debidamente justificada el órgano de la Administración Pública competente para la autorización de la actividad.

Disposición derogatoria única. Derogación normativa.  

Queda derogada la Orden de 29 de noviembre de 1984, por la que se aprueba el Manual de Autoprotección para el desarrollo del Plan de Emergencia contra Incendios y de Evacuación de Locales y Edificios, así como la sección IV del capítulo I del título primero del Reglamento General de Policía de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas, aprobado por el Real Decreto 2816/1982, de 28 de agosto.

Disposición final primera. Facultades de aplicación y desarrollo.

El Ministro del Interior, previo informe de la Comisión Nacional de Protección Civil, dictará cuantas disposiciones sean necesarias para la aplicación y desarrollo del presente real decreto.

Disposición final segunda. Atribuciones de las comunidades autónomas. (Modificada por el Real Decreto 1468/2008, de 5 de septiembre)

Las entidades locales podrán dictar, dentro del ámbito de sus competencias y en desarrollo de lo dispuesto con carácter mínimo en esta Norma Básica de Autoprotección, las disposiciones necesarias para establecer sus propios catálogos de actividades susceptibles de generar riesgos colectivos o de resultar afectados por los mismos, así como las obligaciones de autoprotección que se prevean para cada caso. En particular, podrán extender las obligaciones de autoprotección a actividades, centros, establecimientos, espacios, instalaciones o dependencias donde se desarrollan actividades no incluidas en anexo I de la Norma Básica de Autoprotección, así como desarrollar los procedimientos de control e inspección de los planes de autoprotección.

Disposición final tercera. Salvaguardia del cumplimiento de la normativa sobre prevención de riesgos laborales.

Lo dispuesto en el presente real decreto se entenderá sin perjuicio de lo establecido en la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de riesgos laborales y en la normativa que la desarrolla.

Disposición final cuarta. Entrada en vigor.

El presente real decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado».

NORMA BÁSICA DE AUTOPROTECCIÓN DE LOS CENTROS, ESTABLECIMIENTOS Y DEPENDENCIAS, DEDICADOS A ACTIVIDADES QUE PUEDAN DAR ORIGEN A SITUACIONES DE EMERGENCIA

1. Disposiciones generales

1.1 Objeto de la Norma Básica de Autoprotección de los centros, establecimientos y dependencias, dedicados a actividades que puedan dar origen a situaciones de emergencia.-La presente Norma Básica tiene como objeto el establecimiento de los criterios esenciales, de carácter mínimo, para la regulación de la autoprotección, para la definición de las actividades a las que obliga, y para la elaboración, implantación material efectiva y mantenimiento de la eficacia del Plan de Autoprotección, en adelante plan de autoprotección.

1.2 Concepto de autoprotección.-Se entiende como autoprotección al sistema de acciones y medidas encaminadas a prevenir y controlar los riesgos sobre las personas y los bienes, a dar respuesta adecuada a las posibles situaciones de emergencia y a garantizar la integración de estas actuaciones con el sistema público de protección civil.

Estas acciones y medidas deben ser adoptadas por los titulares de las actividades, públicas o privadas, con sus propios medios y recursos, dentro de su ámbito de competencia.

1.3 Funciones de las Administraciones Públicas.-Atendiendo a las competencias atribuidas a las Administraciones Publicas en el presente Real Decreto, se considerarán los siguientes órganos competentes:

  1. La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, para:
  1. Mantener una relación permanente con los órganos competentes en materia de Protección Civil de las Comunidades Autónomas, a todos los efectos previstos en el presente Real Decreto.
  2. Realizar la información previa de todos los Planes de Autoprotección que hubieran de efectuarse por cualquier titular, cuando el órgano competente para el otorgamiento de licencia o permiso para la explotación o inicio de actividad, perteneciera a la Administración General del Estado, y establecer el correspondiente Registro para los mismos.
  3. Fomentar la creación de foros de debate y la realización de actividades de formación en materia de autoprotección.
  4. Constituirse como punto de contacto en todo lo relativo a la autoprotección en relación con la Unión Europea y otros Organismos Internacionales. (Modificada por el Real Decreto 1468/2008, de 5 de septiembre)
  1. Los órganos de las Administraciones Públicas competentes para el otorgamiento de licencia o permiso para la explotación o inicio de actividad, para:
  1. Recibir la documentación correspondiente a los Planes de Autoprotección.
  2. Requerir cuantos datos estime oportuno en el ejercicio de sus competencias.
  3. Obligar a los titulares de las actividades ubicadas en una misma edificación o recintos contiguos para que presenten y/o implanten un plan conjunto de autoprotección, cuando la valoración de las circunstancias concurrentes y la protección de bienes y personas así lo recomiende, dándoles un plazo razonable para llevarlo a efecto.
  4. Velar por el cumplimiento de las obligaciones impuestas en materia de autoprotección, ejerciendo la inspección y control de la autoprotección.
  5. Comunicar a los órganos competentes en materia de protección civil aquellas circunstancias e informaciones que resulten de su interés en materia de autoprotección.
  1. Los órganos competentes en materia de Protección Civil en el ámbito local, autonómico o estatal, según corresponda, sin perjuicio de las competencias atribuidas a los órganos a que se refiere el apartado anterior, estarán facultados, para:
  1. Exigir la presentación y/o la implantación material y efectiva del Plan de Autoprotección a los titulares de las actividades reseñadas en el anexo I, así como inspeccionar el cumplimiento de la norma básica de autoprotección en los términos previstos en la normativa vigente.
  2. Instar a los órganos de las Administraciones Públicas competentes en la concesión de licencias o permisos de explotación o inicio de actividades, el ejercicio de las atribuciones contenidas en el párrafo d) del apartado anterior.
  3. Ejercer la atribución contenida en el párrafo d) del apartado anterior, por sí mismo, cuando los órganos de las Administraciones Públicas competentes en la concesión de licencias o permisos de explotación o inicio de actividades, desatiendan el requerimiento formulado.
  4. Establecer y mantener los correspondientes registros y archivos de carácter público, de acuerdo con la normativa aplicable, de los Planes de Autoprotección.
  5. Obligar a los titulares de las actividades que consideren peligrosas, por sí mismas o por hallarse en entornos de riesgo, aunque la actividad no figure en el anexo I, a que elaboren e implanten un Plan de Autoprotección, dándoles un plazo razonable para llevarlo a efecto.
  6. Promover la colaboración entre las empresas o entidades cuyas actividades presenten riesgos especiales, con el fin de incrementar el nivel de autoprotección en sus instalaciones y en el entorno de éstas.
  7. Ejercer la potestad sancionadora conforme a lo que prevean las leyes aplicables.

1.4 Obligaciones de los titulares de las actividades.-Las obligaciones de los titulares de las actividades reseñadas en el Anexo I, serán las siguientes:

  1. Elaborar el Plan de Autoprotección correspondiente a su actividad, de acuerdo con el contenido mínimo definido en el anexo II y los criterios establecidos en el apartado 3.3. de esta Norma.
  2. Presentar el Plan de Autoprotección al órgano de la Administración Publica competente para otorgar la licencia o permiso determinante para la explotación o inicio de la actividad.
  3. Desarrollar las actuaciones para la implantación y el mantenimiento de la eficacia del Plan de Autoprotección, de acuerdo con el contenido definido en el Anexo II y los criterios establecidos en esta Norma Básica de Autoprotección.
  4. Remitir al registro correspondiente los datos previstos en el anexo IV de esta Norma Básica de Autoprotección.
  5. Informar y formar al personal a su servicio en los contenidos del Plan de Autoprotección.
  6. Facilitar la información necesaria para, en su caso, posibilitar la integración del Plan de Autoprotección en otros Planes de Autoprotección de ámbito superior y en los planes de Protección Civil.
  7. Informar al órgano que otorga la licencia o permiso determinante para la explotación o inicio de la actividad acerca de cualquier modificación o cambio sustancial en la actividad o en las instalaciones, en aquello que afecte a la autoprotección.
  8. Colaborar con las autoridades competentes de las Administraciones Públicas, en el marco de las normas de protección civil que le sean de aplicación.
  9. Informar con la antelación suficiente a los órganos competentes en materia de Protección Civil de las Administraciones Públicas de la realización de los simulacros previstos en el Plan de Autoprotección.

1.5 Obligaciones del personal de las actividades.-El personal al servicio de las actividades reseñadas en el Anexo I tendrá la obligación de participar, en la medida de sus capacidades, en el Plan de Autoprotección y asumir las funciones que les sean asignadas en dicho Plan.

1.6 Definiciones.-En el anexo III se definen los conceptos y términos fundamentales utilizados en la presente Norma Básica de Autoprotección.

2. Alcance

La presente Norma Básica de Autoprotección será de aplicación a todas aquellas actividades, centros, establecimientos, espacios, instalaciones y dependencias recogidos en el anexo I que puedan resultar afectadas por situaciones de emergencia.

(…)

Los requisitos esenciales recogidos en la presente Norma Básica de Autoprotección serán de obligado cumplimiento, de acuerdo con lo establecido en el artículo 2.1 de este Real Decreto, para las actividades, centros, establecimientos, espacios, instalaciones o dependencias mencionadas anteriormente.

Las Comunidades Autónomas y las entidades locales, podrán establecer, en el ámbito de sus competencias, valores umbrales más restrictivos de los establecidos en el Anexo I, atendiendo a alguno o varios de los siguientes criterios:

  • Aforo y ocupación.
  • Vulnerabilidad.
  • Carga de fuego.
  • Cantidad de sustancias peligrosas.
  • Condiciones físicas de accesibilidad de los servicios de rescate y salvamento.
  • Tiempo de respuesta de los servicios de rescate y salvamento.
  • Posibilidad de efecto dominó y daños al exterior.
  • Condiciones del entorno.
  • Otras condiciones que pudieran contribuir al riesgo.

3. Plan de autoprotección

3.1 Concepto y objeto.-El Plan de Autoprotección es el documento que establece el marco orgánico y funcional previsto para un centro, establecimiento, espacio, instalación o dependencia, con el objeto de prevenir y controlar los riesgos sobre las personas y los bienes y dar respuesta adecuada a las posibles situaciones de emergencia, en la zona bajo responsabilidad del titular de la actividad, garantizando la integración de éstas actuaciones con el sistema público de protección civil.

El Plan de Autoprotección aborda la identificación y evaluación de los riesgos, las acciones y medidas necesarias para la prevención y control de riesgos, así como las medidas de protección y otras actuaciones a adoptar en caso de emergencia.

3.2 Contenido.-El Plan de Autoprotección se recogerá en un documento único cuya estructura y contenido mínimo se recoge en el Anexo II.

Éste u otros documentos de naturaleza análoga que deban realizar los titulares en virtud de la normativa sectorial aplicable, podrán fusionarse en un documento único a estos efectos, cuando dicha unión permita evitar duplicaciones innecesarias de la información y la repetición de los trabajos realizados por el titular o la autoridad competente, siempre que se cumplan todos los requisitos esenciales de la presente norma.

El titular del establecimiento que ya tenga elaborado un instrumento de prevención y autoprotección en base a otra normativa, deberá añadirle aquella parte del Anexo II que no esté contemplada en dicho instrumento.

El documento del Plan de Autoprotección incluirá todos los procedimientos y protocolos necesarios para reflejar las actuaciones preventivas y de respuesta a la emergencia.

3.3 Criterios para la elaboración del plan de autoprotección.-Los criterios mínimos que deben observarse en la elaboración del Plan de Autoprotección son los siguientes:

  1. El Plan de Autoprotección habrá de estar redactado y firmado por técnico competente capacitado para dictaminar sobre aquellos aspectos relacionados con la autoprotección frente a los riesgos a los que esté sujeta la actividad, y suscrito igualmente por el titular de la actividad, si es una persona física, o por persona que le represente si es una persona jurídica.
  2. Se designará, por parte del titular de la actividad, una persona como responsable única para la gestión de las actuaciones encaminadas a la prevención y el control de riesgos.
  3. Los procedimientos preventivos y de control de riesgos que se establezcan, tendrán en cuenta, al menos, los siguientes aspectos:
  1. Precauciones, actitudes y códigos de buenas prácticas a adoptar para evitar las causas que puedan originar accidentes o sucesos graves.
  2. Permisos especiales de trabajo para la realización de operaciones o tareas que generen riesgos.
  3. Comunicación de anomalías o incidencias al titular de la actividad.
  4. Programa de las operaciones preventivas o de mantenimiento de las instalaciones, equipos, sistemas y otros elementos de riesgo, definidos en el capítulo 5 del anexo II, que garantice su control.
  5. Programa de mantenimiento de las instalaciones, equipos, sistemas y elementos necesarios para la protección y seguridad, definidos en el capítulo 5 del Anexo II, que garantice la operatividad de los mismos.
  1. Se establecerá una estructura organizativa y jerarquizada, dentro de la organización y personal existente, fijando las funciones y responsabilidades de todos sus miembros en situaciones de emergencia.
  2. Se designará, por parte del titular de la actividad, una persona responsable única, con autoridad y capacidad de gestión, que será el director del Plan de Actuación en Emergencias, según lo establecido en el anexo II.
  3. El director del Plan de Actuación en Emergencias será responsable de activar dicho plan de acuerdo con lo establecido en el mismo, declarando la correspondiente situación de emergencia, notificando a las autoridades competentes de Protección Civil, informando al personal, y adoptando las acciones inmediatas para reducir las consecuencias del accidente o suceso.
  4. El Plan de Actuación en Emergencias debe detallar los posibles accidentes o sucesos que pudieran dar lugar a una emergencia y los relacionará con las correspondientes situaciones de emergencia establecidas en el mismo, así como los procedimientos de actuación a aplicar en cada caso.
  5. Los procedimientos de actuación en emergencia deberán garantizar, al menos:
  • La detección y alerta.
  • La alarma.
  • La intervención coordinada.
  • El refugio, evacuación y socorro.
  • La información en emergencia a todas aquellas personas que pudieran estar expuestas al riesgo.
  • La solicitud y recepción de ayuda externa de los servicios de emergencia.

3.4 Coordinación y actuación operativa.-Los órganos competentes en materia de protección civil velarán porque los Planes de Autoprotección tengan la adecuada capacidad operativa, en los distintos supuestos de riesgo que puedan presentarse, y quede asegurada la necesaria coordinación entre dichos Planes y los de protección Civil que resulten aplicables, así como la unidad de mando externa, en los casos que lo requieran.

Con esa finalidad, por dichos órganos, se establecerán los protocolos que garanticen, por un lado, la comunicación inmediata de los incidentes que se produzcan y tengan o puedan tener repercusiones sobre la autoprotección y, por otro, la movilización de los servicios de emergencia que, en su caso, deban actuar. Asimismo establecerán los procedimientos de coordinación de tales servicios de emergencia con los propios del Plan de Autoprotección y los requisitos organizativos que permitan el ejercicio del mando por las autoridades competentes en materia de protección civil.

3.5 Criterios para la implantación del plan de autoprotección.- La implantación del plan de autoprotección comprenderá, al menos, la formación y capacitación del personal, el establecimiento de mecanismos de información al público y la provisión de los medios y recursos precisa para la aplicabilidad del plan.

A tal fin el plan de autoprotección atenderá a los siguientes criterios:

  • Información previa. Se establecerán mecanismos de información de los riesgos de la actividad para el personal y el público, así como del Plan de Autoprotección para el personal de la actividad.
  • Formación teórica y práctica del personal asignado al Plan de Autoprotección, estableciendo un adecuado programa de actividades formativas.
  • Definición, provisión y gestión de los medios y recursos económicos necesarios.

De dicha implantación se emitirá una certificación en la forma y contenido que establezcan los órganos competentes de las Administraciones Públicas.

3.6 Criterios para el mantenimiento de la eficacia del plan de autoprotección:

  1. Las actividades de mantenimiento de la eficacia del Plan de Autoprotección deben formar parte de un proceso de preparación continuo, sucesivo e iterativo que, incorporando la experiencia adquirida, permita alcanzar y mantener un adecuado nivel de operatividad y eficacia.
  2. Se establecerá un adecuado programa de actividades formativas periódicas para asegurar el mantenimiento de la formación teórica y práctica del personal asignado al Plan de Autoprotección, estableciendo sistemas o formas de comprobación de que dichos conocimientos han sido adquiridos.
  3. Se preverá un programa de mantenimiento de los medios y recursos materiales y económicos necesarios.
  4. Para evaluar los planes de autoprotección y asegurar la eficacia y operatividad de los planes de actuación en emergencias se realizarán simulacros de emergencia, con la periodicidad mínima que fije el propio plan, y en todo caso, al menos una vez al año evaluando sus resultados.
  5. La realización de simulacros tendrá como objetivos la verificación y comprobación de:
  • La eficacia de la organización de respuesta ante una emergencia.
  • La capacitación del personal adscrito a la organización de respuesta.
  • El entrenamiento de todo el personal de la actividad en la respuesta frente a una emergencia.
  • La suficiencia e idoneidad de los medios y recursos asignados.
  • La adecuación de los procedimientos de actuación.
  1. Los simulacros implicarán la activación total o parcial de las acciones contenidas en el Plan de Actuación en Emergencias.
  2. De las actividades de mantenimiento de la eficacia del Plan se conservará por parte de la empresa a disposición de las Administraciones Públicas, información sobre las mismas, así como de los informes de evaluación realizados debidamente firmados por el responsable del Plan.

3.7 Vigencia del plan de autoprotección y criterios para su actualización y revisión.-El Plan de Autoprotección tendrá vigencia indeterminada; se mantendrá adecuadamente actualizado, y se revisará, al menos, con una periodicidad no superior a tres años.

ANEXO I

Catalogo de actividades

1. Actividades con reglamentación sectorial específica

  1. Actividades industriales, de almacenamiento y de investigación:

Establecimientos en los que Intervienen Sustancias Peligrosas: Aquellos en los que están presentes sustancias peligrosas en cantidades iguales o superiores a las especificadas en la columna 2 de las partes 1 y 2 del anexo 1 del Real Decreto 1254/1999, de 16 de julio, y el Real Decreto 948/2005 de 29 de julio, que lo modifica por el que se aprueban medidas de control de los riesgos inherentes a los accidentes graves en los que intervienen sustancias peligrosas.

Las actividades de almacenamiento de productos químicos acogidas a las instrucciones Técnicas complementarias y en las cantidades siguientes:

  • ITC APQ-1, de capacidad mayor a 200 m3.
  • ITC APQ-2, de capacidad mayor a 1 t.
  • ITC APQ-3, de capacidad mayor a 4 t.
  • ITC APQ-4, de capacidad mayor a 3 t.
  • ITC APQ-5, de categoría 4 ó 5.
  • ITC APQ-6, de capacidad mayor a 500 m3.
  • ITC APQ-7, de capacidad mayor a 200 m3.
  • ITC APQ-8, de capacidad mayor a 200 t.

Establecimientos en los que intervienen explosivos: Aquellos regulados en la Orden/Pre/252/2006 de 6 de febrero por la que se actualiza la Instrucción Técnica Complementaria número 10 sobre prevención de accidentes graves del Reglamento de Explosivos, aprobado por el Real Decreto 230/1998, de 16 de febrero.

Actividades de Gestión de Residuos Peligrosos: Aquellas actividades de Recogida, Almacenamiento, Valorización o Eliminación de Residuos Peligrosos, de acuerdo con lo establecido en la Ley 10/1998, de 21 de abril, de residuos.

Explotaciones e industrias relacionadas con la minería: Aquellas reguladas por el Real Decreto 863/1985, de 2 de abril, por el que se aprueba el Reglamento General de Normas Básicas de Seguridad Minera y por sus Instrucciones Técnicas Complementarias.

Instalaciones de Utilización Confinada de Organismos Modificados Genéticamente: Las clasificadas como actividades de riesgo alto (tipo 4) en el Real Decreto 178/2004, de 30 de enero, por el que se aprueba el Reglamento General para el desarrollo y ejecución de la Ley 9/2003, de 25 de abril, por la que se establece el régimen jurídico de la utilización confinada, liberación voluntaria y comercialización de organismos modificados genéticamente.

Instalaciones para la Obtención, Transformación, Tratamiento, Almacenamiento y Distribución de Sustancias o Materias Biológicas Peligrosas: Las instalaciones que contengan agentes biológicos del grupo 4, determinados en el Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo.

  1. Actividades de infraestructuras de transporte:

Túneles: R.D. 635/2006, de 26 de mayo, sobre requisitos mínimos de seguridad en los túneles de carreteras del Estado.

Puertos Comerciales: Los puertos de interés general con uso comercial y sus usos complementarios o auxiliares definidos en la Ley 48/2003, de 26 de noviembre, de régimen económico y de prestación de servicios de los puertos de interés general.

Aeropuertos, aeródromos y demás instalaciones aeroportuarias: Aquellos regulados por la ley 21/2003, de 7 de julio, de Seguridad Aeroportuaria y por la normativa internacional (Normas y Recomendaciones de la Organización de la Aviación Civil Internacional -OACI) y nacional de la Dirección General de Aviación Civil aplicable.

  1. Actividades e infraestructuras energéticas:

Instalaciones Nucleares y Radiactivas: Las reguladas por el Real Decreto 1836/1999, de 3 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento sobre Instalaciones Nucleares y Radiactivas.

Infraestructuras Hidráulicas (Presas y Embalses): Las clasificadas como categorías A y B en la Orden, de 12 de marzo de 1996, por la que se aprueba el Reglamento Técnico sobre Seguridad de Presas y Embalses, así como en la Resolución, de 31 de enero de 1995, por la que se dispone la publicación del Acuerdo del Consejo de Ministros por el que se aprueba la Directriz Básica de Planificación de Protección Civil ante el riesgo de Inundaciones.

  1. Actividades de espectáculos públicos y recreativas. Lugares, recintos e instalaciones en las que se celebren los eventos regulados por la normativa vigente en materia de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas, siempre que cumplan con las siguientes características:

En espacios cerrados:

  • Edificios cerrados: Con capacidad o aforo igual o superior a 2000 personas, o con una altura de evacuación igual o superior a 28 m.
  • Instalaciones cerradas desmontables o de temporada: con capacidad o aforo igual o superior a 2.500 personas.

Al aire libre: En general, aquellas con una capacidad o aforo igual o superior a 20.000 personas.

  1. Otras actividades reguladas por normativa sectorial de autoprotección. Aquellas otras actividades desarrolladas en centros, establecimientos, espacios, instalaciones o dependencias o medios análogos sobre los que una normativa sectorial específica establezca obligaciones de autoprotección en los términos definidos en esta Norma Básica de Autoprotección.

2. Actividades sin reglamentación sectorial específica

  1. Actividades industriales y de almacenamiento:

Aquellas con una carga de fuego ponderada y corregida igual o superior a 3.200 Mcal/m2 o 13.600 MJ/m2, (riesgo intrínseco alto 8, según la tabla 1.3 del Anexo I del Real Decreto 2267/2004, de 3 de diciembre, por el que aprueba el Reglamento de seguridad contra incendios en los establecimientos industriales) o aquellas en las que estén presentes sustancias peligrosas en cantidades iguales o superiores al 60% de las especificadas en la columna 2 de las partes 1 y 2 del anexo 1 del Real Decreto 1254/1999, de 16 de julio, modificado por el R.D. 948/2005, de 29 de julio, por el que se aprueban medidas de control de los riesgos inherentes a los accidentes graves en los que intervienen sustancias peligrosas.

Instalaciones frigoríficas con líquidos refrigerantes del segundo y tercer grupo cuando superen las cantidades totales empleadas en 3 t.

Establecimientos con instalaciones acogidas a las ITC IP02, IP03 e IP-04 con más de 500 m3.

  1. Actividades e infraestructuras de transporte:

Estaciones e Intercambiadores de Transporte Terrestre: Aquellos con una ocupación igual o superior a 1.500 personas.

Líneas Ferroviarias metropolitanas.

Túneles Ferroviarios de longitud igual o superior a 1.000 m.

Autopistas de Peaje.

Áreas de Estacionamiento para el Transporte de Mercancías Peligrosas por Carretera y Ferrocarril.

Puertos comerciales.

  1. Actividades e infraestructuras energéticas:

Centros o Instalaciones destinados a la Producción de Energía Eléctrica: Los de potencia nominal igual o superior a 300 MW.

Instalaciones de generación y transformación de energía eléctrica en alta tensión.

  1. Actividades sanitarias:

Establecimientos de usos sanitarios en los que se prestan cuidados médicos en régimen de hospitalización y/o tratamiento intensivo o quirúrgico, con una disponibilidad igual o superior a 200 camas.

Cualquier otro establecimiento de uso sanitario que disponga de una altura de evacuación igual o superior a 28 m, o de una ocupación igual o superior a 2.000 personas.

  1. Actividades docentes:

Establecimientos de uso docente especialmente destinados a personas discapacitadas físicas o psíquicas o a otras personas que no puedan realizar una evacuación por sus propios medios.

Cualquier otro establecimiento de uso docente siempre que disponga una altura de evacuación igual o superior a 28 m, o de una ocupación igual o superior a 2.000 personas.​

  1. Actividades residenciales públicas:

Establecimientos de uso residencial público: Aquellos en los que se desarrollan actividades de residencia o centros de día destinados a ancianos, discapacitados físicos o psíquicos, o aquellos en los que habitualmente existan ocupantes que no puedan realizar una evacuación por sus propios medios y que afecte a 100 o más personas.

Cualquier otro establecimiento de uso residencial público siempre que disponga una altura de evacuación igual o superior a 28 m, o de una ocupación igual o superior a 2000 personas.

  1. Otras actividades: Aquellas otras actividades desarrolladas en centros, establecimientos, espacios, instalaciones o dependencias o medios análogos que reúnan alguna de las siguientes características:

Todos aquellos edificios que alberguen actividades comerciales, administrativas, de prestación de servicios, o de cualquier otro tipo, siempre que la altura de evacuación del edificio sea igual o superior a 28 m, o bien dispongan de una ocupación igual o superior a 2.000 personas.

Instalaciones cerradas desmontables o de temporada con capacidad igual o superior a 2.500 personas.

Instalaciones de camping con capacidad igual o superior a 2.000 personas.

Todas aquellas actividades desarrolladas al aire libre con un número de asistentes previsto igual o superior a 20.000 personas.

ANEXO II

Contenido mínimo del plan de autoprotección

El documento del Plan de Autoprotección, se estructurará, con el contenido que figura a continuación, tanto si se refiere a edificios, como a instalaciones o actividades a las que sean aplicables los diferentes capítulos.

Índice paginado

Capítulo 1. Identificación de los titulares y del emplazamiento de la actividad.

1.1 Dirección Postal del emplazamiento de la actividad. Denominación de la actividad, nombre y/o marca. Teléfono y Fax.

1.2 Identificación de los titulares de la actividad. Nombre y/o Razón Social. Dirección Postal, Teléfono y Fax.

1.3 Nombre del Director del Plan de Autoprotección y del director o directora del plan de actuación en emergencia, caso de ser distintos. Dirección Postal, Teléfono y Fax.

Capítulo 2. Descripción detallada de la actividad y del medio físico en el que se desarrolla.

2.1 Descripción de cada una de las actividades desarrolladas objeto del Plan.

2.2 Descripción del centro o establecimiento, dependencias e instalaciones donde se desarrollen las actividades objeto del plan.

2.3 Clasificación y descripción de usuarios.

2.4 Descripción del entorno urbano, industrial o natural en el que figuren los edificios, instalaciones y áreas donde se desarrolla la actividad.

2.5 Descripción de los accesos. Condiciones de accesibilidad para la ayuda externa.

Este capítulo se desarrollará mediante documentación escrita y se acompañará al menos la documentación gráfica siguiente:

  • Plano de situación, comprendiendo el entorno próximo urbano, industrial o natural en el que figuren los accesos, comunicaciones, etc.
  • Planos descriptivos de todas las plantas de los edificios, de las instalaciones y de las áreas donde se realiza la actividad.

Capítulo 3. Inventario, análisis y evaluación de riesgos.

Deben tenerse presentes, al menos, aquellos riesgos regulados por normativas sectoriales. Este capítulo comprenderá:

3.1 Descripción y localización de los elementos, instalaciones, procesos de producción, etc. que puedan dar origen a una situación de emergencia o incidir de manera desfavorable en el desarrollo de la misma.

3.2 Identificación, análisis y evaluación de los riesgos propios de la actividad y de los riesgos externos que pudieran afectarle. (Riesgos contemplados en los planes de Protección Civil y actividades de riesgo próximas).

3.3 Identificación, cuantificación y tipología de las personas tanto afectas a la actividad como ajenas a la misma que tengan acceso a los edificios, instalaciones y áreas donde se desarrolla la actividad.

Este capítulo se desarrollará mediante documentación escrita y se acompañará al menos la documentación gráfica siguiente:

  • Planos de ubicación por plantas de todos los elementos y/o instalaciones de riesgo, tanto los propios como los del entorno.

Capítulo 4. Inventario y descripción de las medidas y medios de autoprotección.

4.1 Inventario y descripción de las medidas y medios, humanos y materiales, que dispone la entidad para controlar los riesgos detectados, enfrentar las situaciones de emergencia y facilitar la intervención de los Servicios Externos de Emergencias.

4.2 Las medidas y los medios, humanos y materiales, disponibles en aplicación de disposiciones específicas en materia de seguridad.

Este capítulo se desarrollará mediante documentación escrita y se acompañará al menos la documentación gráfica siguiente:

  • Planos de ubicación de los medios de autoprotección, conforme a normativa UNE.
  • Planos de recorridos de evacuación y áreas de confinamiento, reflejando el número de personas a evacuar o confinar por áreas según los criterios fijados en la normativa vigente.
  • Planos de compartimentación de áreas o sectores de riesgo.

Capítulo 5. Programa de mantenimiento de instalaciones.

5.1 Descripción del mantenimiento preventivo de las instalaciones de riesgo, que garantiza el control de las mismas.

5.2 Descripción del mantenimiento preventivo de las instalaciones de protección, que garantiza la operatividad de las mismas.

5.3 Realización de las inspecciones de seguridad de acuerdo con la normativa vigente.

Este capítulo se desarrollará mediante documentación escrita y se acompañará al menos de un cuadernillo de hojas numeradas donde queden reflejadas las operaciones de mantenimiento realizadas, y de las inspecciones de seguridad, conforme a la normativa de los reglamentos de instalaciones vigentes.

Capítulo 6. Plan de actuación ante emergencias.

Deben definirse las acciones a desarrollar para el control inicial de las emergencias, garantizándose la alarma, la evacuación y el socorro. Comprenderá:

6.1 Identificación y clasificación de las emergencias:

  • En función del tipo de riesgo.
  • En función de la gravedad.
  • En función de la ocupación y medios humanos.

6.2 Procedimientos de actuación ante emergencias:

  1. Detección y Alerta.
  2. Mecanismos de Alarma.

b.1) Identificación de la persona que dará los avisos.

b.2) Identificación del Centro de Coordinación de Atención de Emergencias de Protección Civil.

  1. Mecanismos de respuesta frente a la emergencia.
  2. Evacuación y/o Confinamiento.
  3. Prestación de las Primeras Ayudas.
  4. Modos de recepción de las Ayudas externas.

6.3 Identificación y funciones de las personas y equipos que llevarán a cabo los procedimientos de actuación en emergencias.

6.4 Identificación del Responsable de la puesta en marcha del Plan de Actuación ante Emergencias.

Capítulo 7. Integración del plan de autoprotección en otros de ámbito superior.

7.1 Los protocolos de notificación de la emergencia

7.2 La coordinación entre la dirección del Plan de Autoprotección y la dirección del Plan de Protección Civil donde se integre el Plan de Autoprotección.

7.3 Las formas de colaboración de la Organización de Autoprotección con los planes y las actuaciones del sistema público de Protección Civil.

Capítulo 8. Implantación del Plan de Autoprotección.

8.1 Identificación del responsable de la implantación del Plan.

8.2 Programa de formación y capacitación para el personal con participación activa en el Plan de Autoprotección.

8.3 Programa de formación e información a todo el personal sobre el Plan de Autoprotección.

8.4 Programa de información general para los usuarios.

8.5 Señalización y normas para la actuación de visitantes.

8.6 Programa de dotación y adecuación de medios materiales y recursos.

Capítulo 9. Mantenimiento de la eficacia y actualización del Plan de Autoprotección.

9.1 Programa de reciclaje de formación e información.

9.2 Programa de sustitución de medios y recursos.

9.3 Programa de ejercicios y simulacros.

9.4 Programa de revisión y actualización de toda la documentación que forma parte del Plan de Autoprotección.

9.5 Programa de auditorías e inspecciones.

…………………………………………………

Anexo I. Directorio de comunicación.

  1. Teléfonos del Personal de emergencias.
  2. Teléfonos de ayuda exterior.
  3. Otras formas de comunicación.

Anexo II. Formularios para la gestión de emergencias.

Anexo III. Planos.

ANEXO III

Definiciones

Los conceptos y términos fundamentales utilizados en la Norma Básica de Autoprotección de los centros, establecimientos y dependencias, dedicados a actividades que puedan dar origen a situaciones de emergencia, deben entenderse así definidos:

Actividad: Conjunto de operaciones o tareas que puedan dar origen a accidentes o sucesos que generen situaciones de emergencia.

Aforo: Capacidad total de público en un recinto o edificio destinado a espectáculos públicos o actividades recreativas.

Alarma: Aviso o señal por la que se informa a las personas para que sigan instrucciones específicas ante una situación de emergencia.

Alerta: Situación declarada con el fin de tomar precauciones específicas debido a la probable y cercana ocurrencia de un suceso o accidente.

Altura de evacuación: La diferencia de cota entre el nivel de un origen de evacuación y el del espacio exterior seguro.

Autoprotección: Sistema de acciones y medidas, adoptadas por los titulares de las actividades, públicas o privadas, con sus propios medios y recursos, dentro de su ámbito de competencias, encaminadas a prevenir y controlar los riesgos sobre las personas y los bienes, a dar respuesta adecuada a las posibles situaciones de emergencia y a garantizar la integración de estas actuaciones en el sistema público de protección civil.

Centro, establecimiento, espacio, dependencia o instalación: La totalidad de la zona, bajo control de un titular, donde se desarrolle una actividad.

Confinamiento: Medida de protección de las personas, tras un accidente, que consiste en permanecer dentro de un espacio interior protegido y aislado del exterior.

Efecto dominó: La concatenación de efectos causantes de riesgo que multiplican las consecuencias, debido a que los fenómenos peligrosos pueden afectar, además de los elementos vulnerables exteriores, otros recipientes, tuberías, equipos o instalaciones del mismo establecimiento o de otros próximos, de tal manera que a su vez provoquen nuevos fenómenos peligrosos.

Evacuación: Acción de traslado planificado de las personas, afectadas por una emergencia, de un lugar a otro provisional seguro.

Intervención: Consiste en la respuesta a la emergencia, para proteger y socorrer a las personas y los bienes.

Medios: Conjunto de personas, máquinas, equipos y sistemas que sirven para reducir o eliminar riesgos y controlar las emergencias que se puedan generar.

Ocupación: Máximo número de personas que puede contener un edificio, espacio, establecimiento, recinto, instalación o dependencia, en función de la actividad o uso que en él se desarrolle. El cálculo de la ocupación se realiza atendiendo a las densidades de ocupación indicadas en la normativa vigente. No obstante, de preverse una ocupación real mayor a la resultante de dicho calculo, se tomara esta como valor de referencia. E igualmente, si legalmente fuera exigible una ocupación menor a la resultante de aquel calculo, se tomara esta como valor de referencia.

Órgano competente para el otorgamiento de licencia o permiso para la explotación o inicio de actividad: El Órgano de la Administración Pública que, conforme a la legislación aplicable a la materia a que se refiere la actividad, haya de conceder el título para su realización.

Peligro: Probabilidad de que se produzca un efecto dañino específico en un periodo de tiempo determinado o en circunstancias determinadas.

Plan de Autoprotección: Marco orgánico y funcional previsto para una actividad, centro, establecimiento, espacio, instalación o dependencia, con el objeto de prevenir y controlar los riesgos sobre las personas y los bienes y dar respuesta adecuada a las posibles situaciones de emergencias, en la zona bajo responsabilidad del titular, garantizando la integración de éstas actuaciones en el sistema público de protección civil.

Plan de actuación en emergencias: Documento perteneciente al plan de autoprotección en el que se prevé la organización de la respuesta ante situaciones de emergencias clasificadas, las medidas de protección e intervención a adoptar, y los procedimientos y secuencia de actuación para dar respuesta a las posibles emergencias.

Planificación: Es la preparación de las líneas de actuación para hacer frente a las situaciones de emergencia.

Prevención y control de riesgos: Es el estudio e implantación de las medidas necesarias y convenientes para mantener bajo observación, evitar o reducir las situaciones de riesgo potencial y daños que pudieran derivarse. Las acciones preventivas deben establecerse antes de que se produzca la incidencia, emergencia, accidente o como consecuencia de la experiencia adquirida tras el análisis de las mismas.

Puertos comerciales: Los que en razón a las características de su tráfico reúnen condiciones técnicas, de seguridad y de control administrativo para que en ellos se realicen actividades comerciales portuarias, entendiendo por tales las operaciones de estiba, desestiba, carga, descarga, transbordo y almacenamiento de mercancías de cualquier tipo, en volumen o forma de presentación que justifiquen la utilización de medios mecánicos o instalaciones especializadas.

Recursos: Elementos naturales o técnicos cuya función habitual no está asociada a las tareas de autoprotección y cuya disponibilidad hace posible o mejora las labores de prevención y actuación ante emergencias.

Rehabilitación: Es la vuelta a la normalidad y reanudación de la actividad.

Riesgo: Grado de pérdida o daño esperado sobre las personas y los bienes y su consiguiente alteración de la actividad socioeconómica, debido a la ocurrencia de un efecto dañino específico.

Titular de la actividad: La persona física o jurídica que explote o posea el centro, establecimiento, espacio, dependencia o instalación donde se desarrollen las actividades.

ANEXO IV

Contenido mínimo del registro de establecimientos regulados por la Norma Básica de Autoprotección de los centros, establecimientos y dependencias, dedicados a actividades que puedan dar origen a situaciones de emergencia

Datos generales:

Nombre establecimiento.

Dirección completa.

Teléfono, fax, E-mail.

N.º ocupantes (clasificación).

N.º empleados (clasificación).

Actividad o uso del establecimiento. Actividades o usos que convivan en la misma edificación.

Datos del titular (nombre, dirección, teléfono…).

Fecha de la última revisión del plan.

Datos estructurales:

Tipo estructura.

N.º de plantas sobre y bajo rasante.

Superficie útil o construida (por plantas).

Número de salidas al exterior.

Número de escaleras interiores.

Número de escaleras exteriores.

Sectorización de incendios

Información relevante sobre la estructura y/o edificio.

Ubicación llaves de corte de suministros energéticos (gas, electricidad, gasoil…).

Entorno:

Información sobre el entorno (urbano, rural, proximidad a ríos, a rutas por las que transitan vehículos con mercancías peligrosas, a industrias, a zonas forestales, edificio aislado o medianero con otras actividades. Tipo de actividades del entorno y sus titulares.)

Vulnerables existentes en el entorno.

Accesibilidad:

Datos e información relevante sobre el acceso.

Características de los accesos de vehículos a las fachadas del establecimiento.

Número de fachadas accesibles a bomberos.

Focos de peligro y vulnerables:

Tipo de riesgo más significativo que emana del edificio.

Tipo y cantidad de productos peligrosos que se almacenan y/o procesan

Vulnerables.

Instalaciones técnicas de protección contra incendios. Dispone de:

Detección y alarma de incendios. Fecha revisión de instalación.

Pulsadores de alarma de incendios. Fecha revisión de instalación.

Extintores de incendios. Fecha revisión de instalación.

Bocas de incendio equipadas. Fecha revisión de instalación.

Hidrantes. Fecha revisión de instalación.

Columna seca. Fecha revisión de instalación.

Extinción Automát. de incendios. Fecha revisión de instalación.

Alumbrado emergencia. Fecha revisión de instalación.

Señalización. Fecha revisión de instalación.

Grupo electrógeno y SAI. Fecha revisión de instalación.

Equipo de bombeo y aljibe o depósito de agua. Fecha revisión de instalación.

Planos.

22/04/2017. Nota de prensa sobre resolución de actualización y armonización de las normas sobre declaración de zonas saturadas 

Nota de prensa en relación a la Resolución de actualización y armonización de las normas sobre declaración de zonas saturadas 

Santiago de Compostela, a 22 de abril de 2017

Vecinos de la ciudad histórica y el Ensanche advierten de los graves perjuicios que causará la resolución municipal de actualización y armonización de las normas sobre declaración de Zonas Acústicamente Saturadas ZAS. (Publicado en BOP de A Coruña nº 65 de 05/04/2017)

Como resultado de la aprobación de dicha resolución, será posible aumentar la intensidad de las actividades ruidosas a través de un aumento del aforo de los locales. Así, en una discoteca del ensanche con problemas de ruido generados por la actividad de 400 personas, gracias a la nueva resolución podrán concentrarse hasta 711 personas. De esta forma los vecinos se verán expuestos a mayores niveles de ruido y afectará al valor de sus propiedades.

La nueva norma castiga a cientos de vecinos y propietarios de viviendas, mientras que sólo favorece a unos pocos hosteleros nocturnos que podrán multiplicar el aforo de sus locales en zonas en las que el ruido nocturno ha sido oficialmente reconocido como un problema de salud. Sus efectos se dejarán sentir tanto en la ciudad histórica como en el ensanche.

Además, la resolución municipal contraviene la ordenanza de ruidos y oculta sus verdaderas intenciones. Bajo la apariencia de una “actualización y armonización”, su verdadero objetivo es posibilitar el aumento de la intensidad de actividades que son ruidosas y se sitúan en Zonas Acústicamente Saturadas, esto es, en zonas de la ciudad en las que el ruido ya ha sido declarado como un problema para los habitantes. El Concello en lugar de emprender acciones para disminuir el ruido en esas calles, hace lo contrario: incrementar la concurrencia pública de personas y por lo tanto aumentar en horario nocturno las molestias para los vecinos.

El Concelleiro de Medioambiente Xan Duro reconoció por escrito hace pocos meses que “los locales pueden generar más ruido como consecuencia de un incremento de aforo”. Sin embargo la resolución municipal que el Concelleiro suscribe en el decreto de actualización permite aumentar aforo en Zonas Acústicamente Saturadas. De esta forma la resolución pone de manifiesto la falta de coherencia de dicho concejal así como su nulo compromiso con la calidad del medioambiente urbano.

La falta de compromiso del Concello de Santiago con los problemas de los vecinos resulta evidente si consideramos que para la elaboración de la referida resolución se excluyó del diálogo a los ciudadanos de Compostela así como cualquier informe técnico, el Concello sólo mantuvo contactos con la hostelería. Como resultado de este proceso caracterizado por la participación sesgada, la resolución favorecerá a unos pocos hosteleros nocturnos, que imponen a la ciudad sus exigencias y perjudicará a un gran número de vecinos y propietarios. Todo el proceso de negociación fue opaco, a espaldas de los ciudadanos, a puerta cerrada, unilateral y a golpe de decreto. Por eso los vecinos debemos reaccionar, recurriendo una resolución injusta y perjudicial para los habitantes de la ciudad.

En caso de aprobarse la resolución que posibilita el aumento de intensidad de los locales ruidosos, los nuevos niveles de intensidad no serían reversibles. La resolución habilita la solicitud de ampliación de aforo y, una vez concedido, una nueva revisión normativa no podría reducir el derecho adquirido. Por ello, el daño que pude causar la resolución a los vecinos y propietarios situados en Zonas Acústicamente Saturadas no sólo es grave, también es irreversible.

En vista de los graves perjuicios, la Asociación de Vecinos Compostela Vella invita a otras asociaciones y comunidades de vecinos a presentar alegaciones contra dicha resolución municipal. La nueva norma conculca la vigente ordenanza de ruidos, supone una clara regresión ambiental, ha sido tramitada ocultando su verdadera intención y contradice la lógica que un día expuso el propio concejal.

El 5 de mayo remata el plazo para presentar alegaciones por registro. La Asociación muestra su preocupación porque los vecinos pueden no ser conscientes de la gravedad de las medidas adoptadas por el Concello. Por ello invita a las comunidades de vecinos y personas individuales que deseen frenar el aumento de la intensidad de las actividades ruidosas de la hostelería nocturna en nuestra ciudad, a obtener gratuitamente un modelo de alegación, que pueden solicitar escribiendo un correo electrónico a:  avcompostelavella@gmail.com

Resolucion_de_actualizacion_de_harmonizacion_das_normas_sobre_declaracion_de_zonas_saturadas

No hay conflicto, hay un colectivo que pide que se cumpla la ley y otro que la incumple 27/07/2015

LaVoz

La Voz de Galicia 

“No hay conflicto, hay un colectivo que pide que se cumpla la ley y otro que la incumple”

.
ÁLVARO BALLESTEROS
REDACCIÓN LA VOZ . 

Para María Abelleira, portavoz de la plataforma Santiago sin ruido, la vigilancia sobre los locales nocturnos no es suficiente: «Evidentemente no. Hay una ley que no se cumple desde hace años». Para este colectivo, es «una cuestión de perogrullo» que «una ciudad debe ser un lugar habitable y todas las actividades que se desarrollen aquí deben garantizarlo. Toda actividad económica es lícita siempre que no perjudique a los vecinos», recalca.

A veces se utiliza el término conflicto para referirse a la polémica entre Santiago sin ruido y los hosteleros compostelanos. A María Abelleira no le gusta esa definición. «No es un conflicto. Hay un colectivo que reclama a las Administraciones que se cumpla la ley y hay otro colectivo que pretende lucrarse a base de incumplir la ley», sostiene. Ahí es, a su juicio, donde está la clave de la cuestión: «En Santiago la ley no se cumple, el Ayuntamiento lleva veinte años ninguneando a los vecinos. El Ayuntamiento da una licencia, pero tiene que controlar después que se cumpla». Y no lo hace, se queja Abelleira, que recuerda que el propio Valedor do Pobo ha emitido «un dictamen durísimo» sobre los ruidos en Santiago.

Esta situación, añade, tiene consecuencias, y una de ellas es el éxodo de la población hacia otras zonas. «Si no se puede vivir, la gente se va», dice. Esto estaría ocurriendo en el casco histórico de Santiago, donde la población real no es, según la portavoz de la plataforma contra el ruido, la que incluye el padrón, sino mucho menor. Frente a ello lo que habría que hacer, en su opinión, sería todo lo contrario, conseguir que más gente viviese allí.

 

Forges y el ruido

firma forgeshttp://www.forges.com/

https://www.facebook.com/SoyForges

www.twitter.com/forges

 

Sección de Forges en El País: http://elpais.com/autor/antonio_fraguas_forges/a/

…………………….

Viñeta sobre el ruido en Madrid publicada en el diario El País 04/07/2014: 

forges MAFIA DEL RUIDO

………………………………..

Forges en Twitter 05/11/2015

………………….

Forges 14/12/2016

Resultado de imagen de Forges y el ruido

Resultado de imagen de Forges y el ruido

Resultado de imagen de Forges y el ruido…………….

La triste involución compostelana. Santiago de Compostela, una extraordinaria ciudad convertida en destino turístico low cost.

Razón tenía Siniestro Total: “Somos animales racionales, de los que toman raciones en los bares“. Ningún otro animal hace lo mismo.

.

Entremuros y la ciudad histórica compostelana ¿Dinamizar o dinamitar?

Hosteleros nocturnos y habitantes: el matrimonio imperfecto

Todos coincidimos en que lo óptimo sería que los intereses de hosteleros nocturnos y habitantes de la ciudad histórica fueran compatibles, pero la hostelería nocturna incumple reiteradamente las ordenanzas y desequilibra la balanza​. Los afectados por el ruido nos quejamos de los excesos y los abusos que convierten la noche compostelana en una ciudad sin ley y a la vez reclamamos a las autoridades municipales que tienen las competencias para hacer cumplir la normativa que actúen para reestablecer el equilibrio en esta ciudad, en este ecosistema alterado que poco tiene de Smart City, y mucho de Ciudad Sonámbula o Ciudad Resaca.

Defensa de la impunidad

A los vecinos nos parece inaceptable que la Asociación Cultural Cidade Vella pretenda que esta ciudad sea una ciudad ruidosa, los que vivimos aquí reclamamos una ciudad que tenga unas condiciones ambientales y acústicas que garanticen una mínima calidad de vida, como amparan la constitución española y las leyes vigentes. Y es competencia del Concello hacer cumplir las normas.

Si los bares esmorecen ¿que le está pasando al comercio local?

El Sr. Villasenín, representante de la citada Asociación y propietario del Bar Musical (?) (sic) A Reixa en Rúa Tras de Salomé, da su opinión acerca del ruido (La Voz de Galicia 9/12/2014) y declara en la entrevista que lo que hace falta en el casco viejo precisamente es «ruído e xente durante todo o día».
Pero la opinión de la mayoría de los que vivimos aqui es muy distinta, la ciudad histórica está saturada de ruido y si “esmorece” es fundamentalmente por la expulsión de residentes aquejados por la lacra del ruido nocturno. ¿Es esto dinamizar o dinamitar? más bien lo segundo.

Las infracciones del ruido en Santiago de Compostela:

Los incumplimientos de la hostelería nocturna son básicamente los siguientes:
a) locales nocturnos que incumplen el horario de cierre de forma reiterada​
b) locales que realizan actividades no autorizadas, como actuaciones musicales en directo, denominadas “música en vivo
c) locales con licencia de bar y con enormes altavoces, cuando no pueden tener amplificación y solamente están autorizados a tener televisión o hilo musical

A esto se suma la ausencia de limitación en la concesión de licencias por parte del Concello, que dió como resultado una alta densidad de locales musicales con la consiguiente acumulación de personas en el exterior que ocasionan unos niveles de ruido totalmente inaceptables.

Se han declarado varias calles como Zona Acústicamente Saturada pero no se ha intervenido para mejorar la calidad acústica medioambiental, que sigue siendo nefasta a causa de los incumplimientos de los locales y la falta de control del Concello, hasta convertir a Santiago de Compostela en un Territorio Comanche.

Territorio-Comanche

La indefensión del pueblo

El informe del Valedor do Pobo (Defensor del Pueblo) de 2013 sobre contaminación acústica refleja de forma contundente estos incumplimientos y requiere al Concello a corregirlos.
El Valedor do Pobo solicitó al Concello en agosto de 2014 que contestara las quejas de los vecinos y entrado el año 2015 aún sigue esperando. ¿Para que sirven estas instituciones burocráticas? 

El ruido

La actividad de cada establecimiento público tiene que ser la que le corresponde según la licencia concedida por el Concello. Así un bar, café, café-bar, cafetería o restaurante del Grupo I no puede tener música ni altavoces o amplificadores. Solo se les permite tener televisión, radio o hilo musical sin amplificación de sonido. El Concello concede una licencia de actividad y su competencia es controlar que se cumplen las condiciones en las cuales se ejerce
Ordenanza de Ruidos art. 44.6 nota 5 BOP nº 294 de 24/12/2003
Decreto 292/2004 de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de Galicia DOG nº 245 de 20/12/2004

¿Algo que ocultar?

​El Concello de Santiago de Compostela publica en su web el minucioso listado de terrazas autorizadas y también el nombre completo de los músicos callejeros, pero aunque lo hemos solicitado por registro no quiere publicar el tipo de licencia de los locales de hostelería, un listado que ayudaría mucho a clarificar esta situación en la que todos los gatos son pardos, porque ya sabemos que en la noche todo se confunde…

Los ciudadanos compostelanos queremos saber a que grupo pertenece cada uno de los locales de hostelería, cuales pertenecen al GRUPO 1 (Bar, café, cafetería, restaurante) y cuales del GRUPO 2 (Café-bar especial, Pub). Porque los locales con licencia del GRUPO 1 no tienen autorización para colocar altavoces, pero si uno se da una vuelta por los locales de la hostelería compostelana comprueba que la mayoría de ellos los tienen muy a la vista tanto de los clientes como de los inspectores y policías. Los únicos locales que pueden realizar actuaciones musicales en directo sin autorización especial son los del GRUPO 3.  

Nos hacemos por ello muchas preguntas:
¿Por qué muchos bares con licencia del GRUPO 1 tienen unos enormes altavoces?
¿Por qué esos bares GRUPO 1 anuncian conciertos (o música en vivo) con total impunidad y desfachatez en la prensa local y las redes sociales?
gafas de palo
¿Dónde está la transparencia que pregona y enarbola el Concello de Santiago?
¿Por qué se oculta esta relación del tipo de licencias que ayudaría a reconocer a los incumplidores? La hemos solicitado presentando instancia en registro, y sin respuesta.
¿Por qué tanta opacidad y complicidad del Concello con los infractores?
¿Por qué no se publican con antelación suficiente las actuaciones musicales con autorización especial?
¿Y que pasa con las zonas saturadas? El Concello las ha deslindado e identificado, pero nadie sabe como ha sido. ¿Cuántas son? ¿Dónde están? ¿Que significan?
Los coruñeses pueden saber cuales son sus zonas saturadas, pero no los compostelanos.
El Concello de Vigo tiene en su web mucha información dedicada a este importante asunto, incluído un Plan de Acción contra la Contaminación Acústica. Años luz nos separan.

El futuro (¿o el presente?)

En esa ambigüedad de licencias, ganan siempre los hosteleros incumplidores, por el desconocimiento de los vecinos al no saber si el local tiene licencia de bar o pub ​y desconocer cual es el horario de cierre, porque según el tipo de licencia el horario de cierre es diferente. Esto obliga al ciudadano a iniciar un procedimiento administrativo con asesoramiento legal que muchos no están en condiciones económicas de asumir. Solo queda entonces resignarse con detrimento de la salud o exiliarse a otro barrio más tranquilo, como Fontiñas o a ciudades refugio como Ames o Milladoiro.
Consideramos que para regenerar y revitalizar la ciudad histórica, para fijar y atraer nuevos habitantes, es necesario iniciar con decisión varias acciones: limitar las actividades generadoras de ruido nocturno, facilitar la apertura de negocios compatibles con la habitabilidad, planificar y ordenar los usos de los edificios, facilitar la accesibilidad de los habitantes en vehículo propio, crear bolsas de aparcamiento en lugares cercanos a la almendra…
Los datos reflejan que la ciudad histórica se está quedando sin habitantes, y se convierte en un decorado de casas vacías a la espera del mejor postor, que precisamente resulta ser un hostelero (y se crea un nuevo hotelito con encanto) o una persona ajena al sector que al comprobar que esta es la única alternativa laboral y económica, decide convertir su casa en apartamentos turísticos. Monocultivo turístico que incide en la pérdida de diversidad.
Hay que cambiar y mejorar la política de protección y revitalización de la ciudad histórica o será la crónica de una muerte anunciada, según explica Xosé Allegue, técnico del Consorcio: A rehabilitación da rehabilitación

Modelos de ciudad

Compostela debe recuperar la diversidad y la complejidad de la ciudad que proporcionan los habitantes de distintas edades y condición, negocios y comercios variados. Denostamos el “modelo Entremuros”, una calle con muchos vecinos y sin comercio, con 2 pubs emitiendo decibelios excesivos, preferimos el “modelo Mazarelos”, una plaza en la que conviven la hostelería y los comercios con los estudiantes, habitantes y turistas.
Debemos recuperar la rúa de Entremuros para que abran allí comercios que den el servicio que tanto necesitan los vecinos y puedan instalarse también restaurantes o bares que siempre han sido y deben seguir siendo los grandes centros de socialización de la vida compostelana, sin necesidad de altavoces ni amplificadores, ni incumplimientos del horario de cierre. Reivindicamos todas aquellas actividades que enriquecen la ciudad y facilitan la vida a todos los que aquí vivimos y para los que vienen a visitarnos, actividades que generan puestos de trabajo y dotan a la ciudad de oportunidades, servicios y valor añadido.

Hospitalidad sí, pero no así

Santiago es una ciudad hospitalaria y hostelera, por ser meta de un camino de peregrinación. Eso está en su ADN urbano. Compostela ha acogido desde hace siglos a peregrinos, turistas y visitantes con esmero y cuidado. Ese carácter propio la dota de una personalidad especial a la que nadie le pide que renuncie, lo único que advertimos es que con el monocultivo turístico y con actividades contaminantes basadas en el exceso y el desprecio a las normas de convivencia se destruye la ciudad. Una ciudad es un espacio habitado, en la que se desarrollan actividades comerciales y económicas que no pueden ser molestas para los que viven en ella.
 cartel_1600 - copia

¿Cuestión musical?

Aparte de los problemas de contaminación acústica que se generan por la insonorización inadecuada de los locales no autorizados para tener amplificación o conciertos en vivo, también se pone en peligro la seguridad de las personas, al aumentarse los aforos descontroladamente y comprometerse recorridos de evacuación insuficientes.
Como ya expusimos al Valedor do Pobo, Xunta y Concello, nos preguntamos: ¿Tendrá que morir alguien para que la opinión pública tome conciencia de la magnitud que alcanza esta dejación de funciones por parte del Concello de controlar y sancionar en caso de incumplimiento? El caso del Madrid Arena lo tenemos reciente y parece que no tomamos conciencia todavía de que las licencias se otorgan con determinados requerimientos para garantizar la seguridad de las personas.

Posiblemente legal, pero…

Solicitamos que en las licencias de los locales de hostelería quede constancia de la extensión efectivamente abarcada por las autorizaciones, pues es práctica común otorgar licencias que no se extienden a toda la superficie del local y que generalmente desamparan el desarrollo de la actividad en los sótanos. A pesar de ello, una vez recibida la licencia es habitual celebrar la actividad en cualquier punto del local, incluídos sótanos sin suficiente altura libre ni recorridos de evacuación adecuados. De esta forma los límites a la actividad impuestos por las licencias son burlados gracias al público desconocimiento de la extensión que abarcan las mismas.

Espacios culturales

Compostela se ha dotado de decenas de magníficas salas de conciertos públicas y privadas, teatros y auditorios que cumplen las normas urbanísticas. Esos espacios garantizan que todos podamos disfrutar de la música en locales adaptados para ello. Locales en los cuales la actividad cultural no perturba el descanso de los habitantes.

La música en vivo no peligra, peligra la animación gratuita en los bares, la valorización de las copas a través de esforzados músicos en precaria situación.

No aceptamos que tenga que existir contaminación acústica para muchos, para que se beneficien y se lucren unos pocos. No aceptamos el encubrimiento de un negocio al margen de la legalidad con la música como disculpa o reclamo. La música no es un reclamo, sino una actividad artística y cultural. El modelo actual precariza a los artistas, incomoda a los vecinos y no genera melómanos. Eso sí, encarece las copas…. 

Tu música, mi ruido

Existe una sentencia​ judicial en la cual el juez deja muy claro a la Asociación Cultural Cidade Vella ​que prevalece del derecho a la salud y el medio ambiente: 

“Finalmente, y en todo caso, ha de tenerse en cuenta el derecho de los ciudadanos a gozar de un medio ambiente adecuado, que es un derecho constitucional reconocido en el artículo 45 de la Constitución Española, acústicamente no contaminado, y que el derecho a la libertad de empresa ha de conjugarse con la protección a la salud y al medio ambiente; y que se trata de una competencia municipal a tenor de lo dispuesto en el artículo 25.1.f) de la Ley de Bases de Régimen Local”. 

Tu diversión, mi insomnio

Unos lo llaman música y otros lo llaman ruido, pero lo que está muy claro es que el derecho a no soportar ruido PREVALECE sobre la pretensión de aquellos que quieren IMPONERNOS sus decibelios y vociferios.

Es una labor humanitaria en esta ciudad que cuida sus monumentos y zonas verdes pero descuida a sus habitantes.

……………………..

La noticia en los medios de comunicación:

La Voz de Galicia 02/01/2015: Vecinos de Entremuros dicen que viven de noche «en un basurero acústico»

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/santiago/2015/01/02/vecinos-entremuros-dicen-viven-noche-basurero-acustico/0003_201501S2C5996.htm

2015_01_02 lavozdegalicia_Vecinos de Entremuros dicen que viven de noche en un basurero acústico


Otras lecturas complementarias sobre el tema: http://wp.me/pFyoO-fJ

LEGISLACIÓN LOCAL 2012: Ordenanza Reguladora de terrazas y quioscos de hostelería (BOP nº 93 de 18 de mayo de 2012)

Aprobación definitiva da ordenanza reguladora das terrazas e quioscos de hostalería (BOP nº 93 de 18 de mayo de 2012)

O Pleno da Corporación de Santiago de Compostela, na sesión ordinaria que tivo lugar o 26 de abril de 2012, acordou a aprobación definitiva da ordenanza que a continuación se transcribe:

ORDENANZA REGULADORA DAS TERRAZAS E QUIOSCOS DE HOSTALERÍA.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

O fenómeno das terrazas experimentou nos últimos anos un gran desenvolvemento en Santiago como consecuencia da promoción turística da cidade e a chegada dun maior número de visitantes, constituíndose nunha das alternativas de ocio máis demandadas pola cidadanía. Ante esta realidade, presentouse a necesidade de ofrecer aos titulares deste tipo de instalacións un marco normativo máis amplo, con maiores posibilidades e modalidades de desenvolvemento da súa actividade que permita dar unha resposta máis adaptada ao ritmo dos acontecementos. A ordenanza estrutúrase en tres títulos, precedidos dun título preliminar, con 46 artigos, dúas disposicións adicionais, dúas disposicións transitorias, unha disposición derrogatoria e unha disposición final.

O título preliminar, relativo ás disposicións xerais, regula o obxecto, os diferentes tipos de instalacións autorizables, a normativa de aplicación, as clases de autorizacións que habilitan a colocación dos diferentes tipos de instalacións, os límites admisibles en materia acústica, a esixencia de seguro que ampare os riscos derivados do funcionamento da instalación, así como a constitución dunha fianza que garanta a reparación das deterioracións que poidan causarse, as condicións de homologación que debe cumprir o mobiliario con prohibición de que conteña elementos publicitarios e as condicións de uso, as das subministracións, as hixiénico-sanitarias e de consumo que deben cumprirse polos titulares das autorizacións concedidas.

O artigo 2, “Tipos de instalacións autorizables”, establece a distinción entre as terrazas, en referencia ás instalacións tradicionais formadas por cadeiras e mesas, e as terrazas con pechamentos estables, referidas a instalacións totalmente pechadas no seu perímetro con elementos desmontables dentro das cales se situarán as cadeiras e as mesas correspondentes á terraza. Así mesmo, inclúese o quiosco permanente destinado a actividades de hostalería, modalidade que xa existiu no pasado na cidade de Santiago de Compostela, entre outros lugares, no parque da Alameda.

No artigo 4, “Autorizacións”, determínase unha regulación das diferentes clases de autorizacións.

O artigo 16, “Modalidades de ocupación”, regula no seu apartado 7 a posibilidade de contar cunha instalación de apoio.

No artigo 19, “Particularidades para a instalación de terrazas en espazos libres privados”, recóllense as terrazas nos patios abertos definidos polo Plan xeral de ordenación urbana. Porén, no caso de edificios destinados na súa totalidade a usos terciarios, coma os centros comerciais ou os hoteis, admítense as terrazas nos patios aínda que non teñan a consideración de patios abertos. No caso concreto dos centros comerciais, regúlase a posibilidade de implantar terraza nos seus espazos libres de parcela, vinculada directamente á titularidade daquel, admitíndose nestes casos unha instalación de apoio.

O capítulo 2 regula os pechamentos estables das terrazas, distinguindo entre as seguintes posibilidades:

– O pechamento estable de terrazas acaroadas á fachada do establecemento principal que desenvolve a actividade.

– Pechamentos estables en beirarrúas ou ben en espazos ou prazas peonís. Sométense a determinadas condicións técnicas de colocación, en canto a distancias e superficies de ocupación.

– Pechamentos estables en espazos libres de parcelas privadas ou en patios interiores.

Tanto os pechamentos estables como seus os elementos de mobiliario deberán estar homologados, e serán acordes cos modelos recollidos nos anexos desta ordenanza.

O título II regula as condicións xerais das instalacións dos quioscos permanentes.

Finalmente, o título III dedicouse ao réxime disciplinario e sancionador distinguindo entre as actuacións tendentes ao restablecemento da legalidade e as medidas sancionadoras.

Esta ordenanza foi elaborada tendo en conta o disposto na normativa reguladora da accesibilidade, como a orde ministerial VIV/561/2010, de 1 de febreiro (BOE 11/03/2010), así como a Lei do parlamento de Galicia 8/1997, de 20 de agosto, de accesibilidade e supresión de barreiras (DOGA 29/08/1997) e o Decreto da Xunta de Galicia 35/2000 (DOGA 29/02/2000), e se complementará con unha nova ordenanza fiscal que regule as taxas pertinentes pola concesión dos permisos de terraza e pola utilización do espacio público ou polo uso público do dominio privado.

TÍTULO PRELIMINAR

Disposicións xerais

Artigo 1. Obxecto

Esta ordenanza ten por obxecto establecer o réxime xurídico aplicable á instalación e funcionamento das terrazas, con ou sen pechamento estable e quioscos de hostalería, con excepción dos recintos de feiras e festexos populares que se autoricen con motivo da celebración de festas patronais, que se rexerán pola súa ordenanza municipal específica.

Artigo 2. Tipos de instalacións autorizables

Para os efectos desta ordenanza, as instalacións autorizables defínense da seguinte forma:

1. Terrazas: son as instalacións formadas por mesas, cadeiras, antucas, toldos, xardineiras e outros elementos de mobiliario urbano móbiles e desmontables, que desenvolven a súa actividade de forma accesoria a un establecemento dos grupos I, II e III do artigo 42 da Ordenanza municipal reguladora da emisión e recepción de ruídos, vibracións e condicións de locais, ou de forma accesoria a un quiosco permanente. Estas instalacións poderán situarse no solo público ou no privado. Nos bares e restaurantes que teñan a consideración de usos asociados de edificios exclusivos de uso terciario, tales como hoteis ou centros comerciais, tamén poderán situarse nos espazos libres de parcela de titularidade privada e nos respectivos patios interiores. En todos os casos só se poderá realizar a mesma actividade e expender os mesmos produtos que o establecemento do que dependen.

2. Terrazas con pechamento estable: son terrazas pechadas no seu perímetro e cubertas mediante elementos desmontables que se encontran en terreos de titularidade e uso público ou nos espazos libres de parcela de titularidade privada e nos respectivos patios interiores, que desenvolvan a súa actividade de forma accesoria a un establecemento principal dos grupos I, II e III do artigo 42 da Ordenanza municipal reguladora da emisión e recepción de ruídos, vibracións e condicións de locais. Só poderán realizar a mesma actividade e expender os mesmos produtos que o establecemento do que dependen.

3. Quioscos permanentes: son os establecementos de carácter permanente de hostalería e restauración construídos con elementos arquitectónicos de natureza perdurable sobre solo de titularidade e uso público, podendo dispoñer da súa propia terraza. Poderán expenderse, tanto no seu interior como na súa terraza, bebidas e comidas nas mesmas condicións que nos establecementos de hostalería e restauración, previa obtención da preceptiva licenza municipal de apertura, que se tramitará a maiores da concesión pública.

Artigo 3. Normativa aplicable

As instalacións reguladas no artigo anterior quedarán suxeitas, ademais, á normativa sobre espectáculos públicos e actividades recreativas, así como á de protección do patrimonio, polo que as súas determinacións serán plenamente esixibles aínda cando non se faga expresa referencia a elas nesta ordenanza.

Artigo 4. Autorizacións

1. A implantación destas instalacións require a previa obtención de autorización municipal nos termos previstos nesta ordenanza e na normativa sectorial aplicable. O documento de autorización, o seu plano de detalle e as homologacións dos elementos instalados, ou unha fotocopia destas, deberán encontrarse no lugar da actividade, visibles para os usuarios e veciños, e a disposición dos funcionarios municipais e efectivos da Policía Municipal.

2. Esta autorización incluirá a licenza demanial de ocupación de terreos, cando sexan obxecto de ocupación terreos de titularidade pública, e a licenza urbanística no suposto de terrazas con pechamentos estables. Ademais dos anteriores será mester tramitar a licenza de apertura pertinente para os quioscos.

3. A autorización aprobada por órgano competente emitirase en modelo oficial, que deberá incluír, polo menos, as dimensións do espazo sobre o que se autoriza, a súa situación, os toldos e antucas e as súas características, o horario, as limitacións de índole ambiental ás que queda condicionada e o número total de mesas e cadeiras autorizadas. Nas terrazas con pechamento estable indicaranse ademais as súas características. En todo caso, xunto coa autorización deberá figurar copia do plano de detalle da instalación que serviu de base á súa concesión, debidamente selado e rubricado polo técnico que realizou a proposta favorable e as homologacións dos elementos instalados.

4. Cando concorran circunstancias de interese público que impidan a efectiva utilización do solo para o destino autorizado, tales como obras, acontecementos públicos, situacións de emerxencia ou calquera outra, a autorización quedará sen efecto ata que desaparezan as ditas circunstancias, sen que se xere dereito a indemnización ningunha. As autorizacións poderán ser revogadas unilateralmente pola administración concedente en calquera momento por razóns de interese público, sen xerar dereito a indemnización, cando resulten incompatibles coas condicións xerais aprobadas con posterioridade, produzan danos no dominio público, impidan a súa utilización para actividades de maior interese público ou menoscaben o uso xeral.

5. As autorizacións quedarán condicionadas á utilización ou reparación das bocas de rego, tapas e rexistros e outras instalacións que estivesen na súa área de ocupación.

6. As autorizacións concedidas outórganse sen prexuízo de terceiros e mantendo a salvo o dereito de propiedade.

7. As autorizacións habilitan aos titulares dos quioscos permanentes para a instalación e explotación directa, sen que poidan ser obxecto de arrendamento ou calquera forma de cesión a terceiros.

Artigo 5. Carencia de dereito preexistente

1. Instalacións que se soliciten en terreos de titularidade e uso público: en virtude dos principios de non alleamento non prescrición dos bens de dominio público, a mera concorrencia dos requisitos necesarios para que a ocupación poida ser autorizada non outorga dereito ningún á súa concesión. O Concello, considerando todas as circunstancias reais ou previsibles, poderá conceder ou denegar a autorización, facendo prevalecer o interese xeral sobre o particular.

2. Instalacións que se soliciten en terreos de titularidade e uso privado: o órgano competente, considerando as circunstancias reais ou previsibles, e tendo en conta o carácter regrado deste tipo de autorizacións, deberá concedelas ou denegalas motivadamente.

Artigo 6. Horarios

1. O horario de funcionamento das terrazas situadas en solo de titularidade e uso público, así como o das terrazas situadas en solos privados, será ata a 1 da madrugada nos meses de maio, xuño e setembro durante a semana e ata as 2 da madrugada os venres e sábados. Os meses de xullo e agosto o horario de peche será ás 2 e media da madrugada todos os días. O resto do ano, do 1 de outubro ao 30 de abril, o horario de peche será ás 11.30 da noite entre semana e ata as 12.30 en venres e sábados, podendo prorrogarse en época de festas.

As autorizacións poderán ser anuais ou de tempada. Entendendo de tempada as que van desde o 1 de marzo ata o 30 de outubro, ambos inclusive, e anual as que van desde o 1 de xaneiro ao 31 de decembro. No suposto de non solicitarse a renuncia á autorización, esta entenderase prorrogada automaticamente en iguais termos.

2. O horario de funcionamento das terrazas con pechamentos estables será o mesmo fixado no apartado anterior.

3. Os quioscos permanentes terán o mesmo horario de funcionamento que os locais do grupo I do artigo 42 da Ordenanza municipal reguladora da emisión e recepción de ruídos, vibracións e condicións de locais.

4. Os horarios establecidos neste artigo poderán ser modificados, por circunstancias xustificadas, mediante decreto da Alcaldía.

Artigo 7. Limitación de niveis de transmisión sonora

O funcionamento das instalacións reguladas nesta ordenanza, tanto en solo público como privado, deberá respectar os límites de ruído en vivendas e locais próximos previstos na Ordenanza municipal reguladora da emisión e recepción de ruídos, vibracións e condicións de locais.

Artigo 8. Seguro de responsabilidade civil

O titular da autorización deberá dispor dun seguro de responsabilidade civil e incendios do establecemento principal que deberá estender a súa cobertura aos posibles riscos que puideran derivarse do funcionamento da instalación.

Artigo 9. Homologacións-publicidade

1. Nas terrazas que se sitúen en solo de titularidade e uso público e nas que se instalen en solo privado que sexan visibles desde a vía pública, os elementos de mobiliario urbano ao servizo da instalación deberán pertencer a tipos previamente homologados. As terrazas xa existentes e autorizadas anteriormente á entrada en vigor desta ordenanza disporán dun período dun ano para sustituir o mobiliario co que contan por outro homologado, se ben se primará que se faga esta sustitución nos seis primeiros meses desde a data de entrada en vigor da ordenanza.

2. Nun prazo de tres meses desde a entrada en vigor da ordenanza abrirase un período para que se presenten no Concello os distintos modelos de mobiliario de terrazas co fin de que sexan homologados. Os criterios de homologación serán os determinados polo órgano competente para autorizar o uso de terrazas, debéndose establecer criterios especiais para o ámbito do Plan Especial 1, de protección e rehabilitación da cidade histórica de Santiago de Compostela (PE-1) e xenéricos para o resto dos ámbitos.

3. Prohíbese a publicidade visible desde o exterior da terraza nos elementos de mobiliario instalados nelas ou nos seus elementos fixos, permitíndose a colocación do nome do establecemento ou do seu logotipo en toldos e antucas. Pode colocarse publicidade que só sexa visible desde o interior da terraza nos seus elementos ou en pantallas de televisión.

4. No caso dos quioscos permanentes poderanse instalar rótulos nas condicións establecidas para a súa instalación nas fachadas de establecementos, na normativa de aplicación.

Artigo 10. Condicións de uso das instalacións

1. Os titulares das autorizacións ou concesións deberán manter as instalacións e cada un dos elementos que as compoñen nas debidas condicións de limpeza, seguridade e ornato. Para este fin, estarán obrigados a dispor dos correspondentes elementos de recollida e almacenamento de residuos.

2. Por razóns de estética e hixiene non se permitirá almacenar ou amorear produtos, materiais ou residuos propios da actividade xunto ás terrazas nin fóra da instalación dos pechamentos estables de terrazas, nin dos quioscos permanentes.

3. O espacio autorizado á terraza deberá estar sempre ben delimitado, tanto con pechamentos, tarimas, biombos, xardineiras ou outros elementos que cumpran esta función, como con fitos que colocará o Concello, costeando o propietario a instalación da terraza, naqueles casos nos que non existan outros elementos de delimitación do espacio.

Artigo 11. Condicións das subministracións

1. As acometidas de auga, saneamento e electricidade deberán ser subterráneas e realizarse cumprindo a súa normativa reguladora.

2. Os contratos de servizos para estas acometidas correrán por conta do titular da autorización ou concesión e deberán estar executadas por empresas homologadas e supervisadas por técnicos titulados.

Artigo 12. Condicións hixiénico-sanitarias e de consumo

As instalacións reguladas nesta ordenanza deberán manterse en adecuadas condicións hixiénico-sanitarias.

Artigo 13. Fianza

1. Nos casos sinalados nesta ordenanza será precisa a constitución dunha garantía para responder das posibles deterioracións que se poidan causar ao dominio público e ás súas instalacións.

2. O importe desta garantía determinarase en función do custo de reposición do solo ocupado.

TÍTULO I. Terrazas

Capítulo 1. Condicións técnicas para a instalación

Artigo 14. Restricións pola actividade á que se adscriba

1. Soamente se concederá autorización para a instalación de terrazas cando sexan accesorias a un establecemento principal dos grupos I, II e III do artigo 42 da Ordenanza municipal reguladora da emisión e recepción de ruídos, vibracións e condicións de locais, ou a un quiosco permanente.

2. Aos bares e restaurantes que teñan a consideración de usos asociados en edificios exclusivos de uso terciario poderáselles autorizar igualmente a instalación de terraza tanto nos espazos libres de parcela de titularidade privada como nos patios interiores privados.

Artigo 15. Condicións do espazo no que se pretenda situar a terraza

1. As terrazas que pretendan instalarse en solo de titularidade e uso público deberán cumprir as seguintes condicións:

a) Con carácter xeral, a largura libre de paso non poderá ser inferior a un metro oitenta, respectándose un itinerario de forma continua, evitando quebras ao longo dunha liña de quinteiro.

b) Algunha das fachadas do establecemento deberá dar fronte ao espazo proxectado para a instalación da terraza excepto no ámbito do Plan Especial 1 ou en espazos peonís.

2. Cando o grao de inclinación da rúa o aconselle instalaranse tarimas sobre as que se ha situar o mobiliario da terraza. Estas tarimas serán de madeira tratada para ser instalada no exterior e axustaranse aos modelos homologados polo Concello. En ningún punto presentarán un desnivel con respecto á rúa que supere os 50 centímetros de alto polo que, se a inclinación da rúa obriga a iso, poderán ser graduais. Os biombos e elementos de seguridade estarán ancorados á tarima.

Nun prazo de tres meses desde a data de entrada en vigor da ordenanza abrirase un período para homologar modelos de tarimas. Tamén se elaborará un plano indicativo dos espazos ocupables por terrazas no que se especificarán as zonas onde se poderán instalar tarimas e as zonas onde non se permitirán.

3. Aínda cando un espazo reúna todos os requisitos para a colocación dunha terraza, esta poderá non autorizarse ou autorizarse con dimensións inferiores ás solicitadas se a súa instalación dificultara o tránsito peonil, aínda que soamente sexa en determinadas horas.

4. Cando a concentración de terrazas sobre unha praza ou espazo determinado poida supor a alteración do seu destino natural ou xerar un grave impacto medioambiental, as solicitudes de novas instalacións o as renovacións serán resoltas conxuntamente con anterioridade ao inicio do ano natural, establecéndose as condicións o restricións que se estimen adecuadas.

5. No ámbito do Plan Especial 1 e en rúas peonís deberase contar co informe favorable do servizo de extinción de incendios. Nos casos en que para atender a terraza se deba cruzar unha rúa con circulación rodada, só se autorizará se conta co informe favorable do servizo de tráfico.

Artigo 16. Modalidades de ocupación

A ocupación de solo de titularidade e uso público con terrazas axustarase ás seguintes modalidades e condicións:

1. Se a terraza se situase xunto á fachada do edificio, a súa lonxitude non poderá rebordar a porción desta ocupada polo establecemento.

2. Se a terraza se situase na liña de bordo da beirarrúa, a súa lonxitude poderá alcanzar a da fronte de fachada do edificio propio e dos lindantes.

3. Permitirase a implantación simultánea dunha terraza xunto á fachada e outra na liña de bordo no mesmo tramo de beirarrúa sempre que se deixe un paso cunha largura dous metros como mínimo, que poderá ser ampliado se así o consideran conveniente os técnicos municipais.

4. Se máis dun establecemento dun mesmo edificio solicita autorización de terraza, cada un poderá ocupar a lonxitude da fronte da súa fachada, repartíndose o resto da lonxitude da fachada propia e a dos dous lindeiros a partes iguais. Neste caso, manterase entre elas unha separación mínima de 1 metro, que se repartirá entre as dúas terrazas.

No caso de que se abra un novo establecemento de hostalería e que a súa fachada estea ocupada, en todo ou en parte, por unha terraza autorizada anteriormente a outro establecemento lindante, ambos establecementos deberán suxeitarse ao previsto no parágrafo anterior cando se proceda á renovación do permiso de terraza xa autorizada.

A distancia dos elementos de mobiliario urbano ao bordo da beirarrúa será, como mínimo, de 0,50 metros, podendo reducirse ata 0,30 metros cando haxa unha barreira de protección.

5. Cando se trate de rúas e espazos peonís, a terraza poderá situarse acaroada á fachada do establecemento ou estar separada desta ata un máximo de dez metros. No primeiro caso, a lonxitude da terraza será a da fachada do establecemento, podendo superar os límites desta con autorización dos propietarios estremeiros.

Cando entre o local e a terraza exista unha vía con tráfico rodado a distancia entre ésta e a fachada do establecemento non superará os vinte metros.

6. O largo das terrazas obterase de acordo co artigo 15. Se os establecementos se encontraran enfrontados, o largo ocupado por ambas non superará os valores indicados no citado artigo.

7. Cando entre a terraza e o establecemento existe unha vía de circulación rodada, de acordo co previsto no artigo 15.5, poderá colocarse unha instalación de apoio que restrinxa ao máximo a necesidade de que o persoal do establecemento se vexa obrigado a cruzar a calzada.

A instalación de apoio ten carácter de instalación auxiliar para facilitar o desenvolvemento da actividade. Servirá exclusivamente de soporte aos elementos de enxoval e aos produtos destinados ao consumo na terraza. Non poderá utilizarse como barra de servizo, para realizar funcións de cociñado, elaboración ou manipulación de alimentos, nin dedicarse a ningún outro uso que desvirtúe o seu carácter estritamente auxiliar. A instalación será empregada unicamente por camareiros e persoal da terraza e non se permitirá atender desde ela ao público en xeral.

As dimensións máximas da instalación serán de 2,50 metros de longo por 0,50 metros de largo, non podendo superarse en ningún punto 1 metro de altura; admitirase a instalación de teito cunha cota máxima respecto ao solo de 2,50 metros e sen pechamentos laterais por encima da súa altura máxima.

Non se autorizará en ningún caso a colocación de equipos de son nin de elementos ornamentais de calquera índole.

Non poderá dispor de equipos de lavado mecánico, vertedoiro con sistema de acción non manual, billas para a dispensación de bebidas e equipos de conservación de produtos.

Queda prohibida a almacenaxe de elementos fóra da instalación de apoio.

8. As terrazas poderán instalarse en zonas da calzada da vía pública sempre que se cumpran os requisitos de seguridade esixibles e que non afecten á circulación rodada ou ao tráfico de peóns.

En caso de colocación de terraza en zonas de estacionamento situadas a distinto nivel da beirarrúa, e salvo que circunstancias obxectivas de calquera índole o impidan, colocarase unha tarima debidamente sinalizada e que cumpra requisitos de accesibilidade.

En todo caso haberá que preservar as zonas de paso de peóns.

Nos casos nos que as características da rúa, do tráfico ou razóns de seguridade o aconsellen a criterio da Policía, procederase a denegar o permiso de instalación da terraza.

Artigo 17. Condicións para a instalación da terraza e do seu mobiliario

Os elementos de mobiliario urbano que se instalen están suxeitos ás seguintes prescricións:

1. Non poderán colocarse en solo de titularidade e uso público mobiliario elementos decorativos ou revestimentos de chan que non estean incluídos expresamente na autorización.

2. O módulo tipo está constituído por unha mesa e catro cadeiras enfrontadas dúas a dúas. Considerarase unha superficie de ocupación teórica por cada terraza de 1,80 × 1,80 metros.

3. Autorizaranse módulos dunha mesa e dúas cadeiras de 1,80 x 0,80 metros cadrados ou unha mesa alta con catro banquetas, de 1,20 x 1,20 metros cadrados.

4. As mesas e cadeiras poderán dispoñerse como mellor conveña sempre que se permita o doado acceso a todas as mesas e cadeiras, para o cal establecerase un corredor intermedio que permitirá o acceso dos camareiros ás mesas. Este corredor terá unha lonxitude igual á da fila menor e unha largura de 0,50 metros. A superficie ocupada polo corredor contabilizarase dentro da superficie de ocupación da terraza. Para a obtención do número máximo de mesas e cadeiras aplicaranse os módulos descritos neste artigo.

5. No ámbito do Plan especial 1, de protección e rehabilitación da cidade histórica de Santiago de Compostela (PE-1) instalaranse os toldos de acordo co previsto neste plan. Fóra do ámbito do PE-1, os toldos serán de material téxtil, lisos e de cores acordes coa contorna urbana e terán sempre posibilidade de seren recollidos mediante fácil manobra. Queda prohibido o pechamento das superficies verticais do seu perímetro. En todo caso, os toldos deberán cumprir o disposto no artigo 126. 7 do PXOM.

6. Admítese a colocación do nome do establecemento e do seu logotipo sobre as faldras de toldos e antucas.

7. Non poderá obstaculizarse o acceso á calzada desde os portais dos predios nin dificultar as manobras de entrada ou saída nas pasaxes permanentes. Cando a terraza se coloque acaroada á fachada deberán deixarse libres, cando menos, 0,50 metros desde as couzoeiras das portas. Nestes espazos non poderá colocarse tampouco mobiliario accesorio.

8. Cando se dispoña de instalación eléctrica de alumeado para a terraza, esta deberá reunir as condicións que o Regulamento electrotécnico de baixa tensión establece para instalacións en locais mollados. Os condutos quedarán fóra do alcance de calquera persoa e non poderán discorrer polas beirarrúas nin utilizar as árbores ou o mobiliario urbano como soporte. En ningún caso os focos poderán cegar ou producir outras molestias á veciñanza, viandantes ou vehículos. Esta instalación deberá ser revisada anualmente por un instalador autorizado que emitirá o correspondente boletín de conformidade.

9. Queda prohibida a instalación de máquinas expendedoras automáticas, recreativas, de xogos de azar, billares, futbolíns ou calquera outra de características análogas. Tampouco se instalarán barras fixas na fachada dos establecementos.

10. A utilización dos servizos públicos non se verá obstaculizada, debendo deixarse completamente libres para a súa utilización inmediata, se fose preciso, os seguintes elementos:

a) As paradas de transporte público regularmente establecidas e os pasos de peóns en toda a súa lonxitude.

b) As pasaxes de vehículos quedarán libres en todo o seu largo.

c) As saídas de emerxencia en todo o seu largo.

d) Respectarase unha distancia suficiente aos distintos elementos de mobiliario urbano, sinais de tráfico e báculos de alumeado que garanta a súa función e que permita os labores de mantemento.

11. Deberá garantirse o acceso a todos os servizos e equipamentos municipais e de compañías de servizos as vintecatro horas do día.

12. O mobiliario deberá ser retirado da vía pública ao finalizar o horario de funcionamento do establecemento, agás o toldo e a tarima cando estean autorizados. En calquera caso, a tarima deberá ser retirada cando finalice o período de vixencia da autorización se esta é de tempada.

13. Cumprirase todo o indicado na normativa en materia de promoción da accesibilidade e supresión de barreiras arquitectónicas.

Artigo 18. Prohibición de equipos de son e actuacións amplificadas en directo

Poderá haber actuacións en directo nas terrazas ata as 00,00 horas da noite de maio a setembro, e ata as 22,30 horas durante o resto do ano. Quedan terminantemente prohibidas as actuacións en directo amplificadas ou con percusión, así como a instalación de equipos ou a emisión de son nos espazos e instalacións da terraza.

Artigo 19. Particularidades para a instalación de terrazas en espazos libres privados

A instalación de terrazas en espazos libres privados someterase, ademais de ás sinaladas nos artigos 14 a 18 desta ordenanza, ás seguintes determinacións:

a) En caso de que as actividades descritas no artigo 14 desta ordenanza se desenvolvan en espazos privados, permitirase a instalación de terrazas en toda a zona do espazo libre privado de parcela.

b) Permítese a disposición de calquera tipo de quiosco ou instalación de apoio na superficie libre de parcela agás no ámbito do Plan especial 1, onde deberá ser autorizado pola Comisión Asesora do Patrimonio Histórico, que poderá denegar o permiso para a instalación de calquera elemento fixo por razóns estéticas ou de cumprimento da normativa específica deste ámbito.

c) A instalación de terrazas en espazos privados non deberá diminuír as condicións de evacuación por debaixo dos mínimos regulamentarios. O solicitante deberá presentar un estudo xustificativo de evacuación no que se teñan en conta as dimensións e mobiliario da súa terraza e a súa incidencia sobre a do conxunto do local.

Capítulo 2. Condicións específicas para a instalación de terrazas con pechamentos estables

Artigo 20. Modalidades de ocupación

1. Condicións xerais dos pechamentos estables: só se permitirá un pechamento estable por local ou establecemento mais admitirase a implantación simultánea dunha terraza sen pechamento e doutra cun pechamento estable para un mesmo establecemento. A altura exterior máxima da estrutura será de 3 metros. No interior do pechamento a altura mínima será de 2,50 metros. Os pechamentos estables contarán cun cartel indicativo do aforo máximo.

2. Pechamentos estables acaroados á fachada: con carácter xeral, o pechamento instalarase acaroado a fachada principal do establecemento, en cuxo caso só poderá ocupar a lonxitude desta, sempre que se cumpran as seguintes condicións:

a) Que a distancia entre a parte inferior dos ocos da planta primeira e o pechamento non sexa inferior a 1,50 metros.

b) Que as condicións de seguridade, tanto do inmoble como do contorno, non se vexan afectadas pola presenza da instalación.

c) A súa colocación no deberá dificultar a evacuación dos edificios ou locais onde se instale.

A disposición dos pechamentos será homoxénea ao longo de todo o tramo de beirarrúa.

3. Pechamentos estables separados das fachadas:

3.1. Pechamentos estables en beirarrúas: a lonxitude de ocupación do pechamento será como máximo a da fachada do edificio onde se encontre o establecemento principal. Se máis dun establecemento dun mesmo edificio solicita autorización de terraza con pechamento estable nunha beirarrúa, cada un poderá ocupar a lonxitude do ancho da fronte da súa fachada repartíndose o resto do espazo de forma equitativa.

3.2. Pechamentos estables en espazos ou prazas peonís: en espazos ou prazas peonís, con carácter xeral, os pechamentos estables poderán manter unha separación máxima de dez metros con respecto á fachada do establecemento. A lonxitude de ocupación do pechamento será como máximo a da fachada do edificio onde se encontre o establecemento principal. O largo das instalacións obterase de acordo co exposto no artigo seguinte. A disposición dos pechamentos nos espazos peonís deberá ser homoxénea.

4. Os establecementos situados nos espazos libres de parcela de titularidade privada e nos respectivos patios interiores tamén poderán instalar pechamentos estables. No ámbito do Plan especial 1 só poderán autorizarse aqueles pechamentos que autorice a Comisión Asesora do Patrimonio Histórico, que poderá denegar o permiso por razóns estéticas ou de cumprimento da normativa específica deste ámbito.

Artigo 21. Condicións do espazo no que se pretende situar

Concederase autorización para a instalación de terrazas con pechamentos estables cando estean situadas en terreos de titularidade e uso público ou nos espazos libres de parcela de titularidade privada e nos respectivos patios interiores e cumpran as condicións específicas seguintes:

a) Nas beirarrúas a anchura mínima do espazo de tránsito peonil será igual ou superior a 2 metros.

b) Nas rúas, paseos e prazas peonís a largura mínima de espazo de tránsito peonil será igual ou superior a 4 metros.

c) A ocupación terá unha aliñación constante evitando quebras ao longo dunha liña de quinteiro.

d) Aínda cando un espazo reúna todos os requisitos para a colocación dun pechamento poderá non autorizarse ou autorizarse con dimensións inferiores ás solicitadas se a súa instalación dificultara o tránsito peonil.

Artigo 22. Condicións para a instalación do pechamento estable e do seu mobiliario

1. As terrazas con pechamentos estables que se pretendan instalar dentro do ámbito do Plan especial 1, de protección e rehabilitación da cidade histórica de Santiago de Compostela (PE-1), deberán cumprir as esixencias deste.

2. Cando a concentración de pechamentos poida xerar un grave impacto ambiental, as solicitudes para novas instalacións ou renovacións correspondentes serán resoltas conxuntamente, establecendo as condicións ou restricións que se consideren adecuadas.

3. Os elementos de mobiliario urbano que se instalen estarán suxeitos ás seguintes prescricións:

a) O pechamento estable e os elementos de mobiliario instalados no seu interior deberán estar homologados.

b) Os pechamentos nos espazos libres de parcela de titularidade privada e nos respectivos patios interiores poderán contar cunha instalación de apoio no seu interior.

c) Non se permite a colocación de ningún elemento no exterior do pechamento, nin fixado nin colgado del.

d) Nos pechamentos estables acaroados á fachada admítese a instalación de reixas de conduto de aire acondicionado con prolongación dos condutos interiores cumprindo o réxime de distancias recollido na normativa vixente.

e) No resto de supostos de pechamentos estables os equipos de aire acondicionado instalaranse no seu interior e as reixas cumprirán coa normativa municipal vixente en materia ambiental.

f) Os pechamentos estables poderán dispoñer de climatización e calefacción.

4. As terrazas con pechamentos estables non acaroadas á fachada do establecemento poderán dispoñer da correspondente acometida subterránea para o abastecemento de enerxía, de acordo co artigo 11 desta ordenanza, tomando como orixe desta a do local. Quedan prohibidas as acometidas de gas, auga ou saneamento e a utilización de aparellos que requiran como combustible materias susceptibles de estourar ou inflamarse, ou que xeren substancias desa natureza.

5. A instalación eléctrica de alumeado para a terraza deberá reunir as condición que establece o Regulamento electrotécnico para baixa tensión. Os condutos quedarán aloxados en canalizacións subterráneas. En ningún caso a iluminación poderá cegar ou producir molestias á veciñanza, viandantes ou vehículos. Esta instalación deberá ser revisada anualmente por un instalador autorizado que emitirá o correspondente boletín de conformidade, debendo presentarse unha copia deste ao órgano competente para a concesión da autorización. De acordo cos resultados da revisión determinarase a conveniencia de continuar co funcionamento do pechamento estable, que deberá ser retirado de forma inmediata polo titular cando non supere a devandita revisión.

6. As terrazas con pechamentos estables non acaroadas á fachada do establecemento disporán de extintores adecuados, pararraios e alumeado de emerxencia e de sinalización, que deben contar cun contrato de mantemento e revisión por empresa autorizada.

7. As licenzas outorgadas para a construción de pasos de vehículos suporán a diminución da superficie do pechamento estable, podendo motivar a revogación da autorización. Nestes casos, o titular non terá dereito a indemnización ou compensación ningunha.

8. Non poderá obstaculizarse o acceso á calzada desde os portais dos predios, deixando despexados en toda a súa largura máis de 0,50 metros a cada lado, medidos desde as couzoeiras das portas, nin dificultar a manobra de entrada ou saída nas pasaxes permanentes.

9. A distancia dos elementos do pechamento ao bordo da beirarrúa será como mínimo de 0,50 metros, podendo ser ampliada cando razóns de interese público o xustifiquen. Os alcouves e elementos axardinados existentes no espazo en que se instale o pechamento estarán totalmente libres e serán accesibles, para cuxo fin existirá una franxa mínima de 0,50 metros ao seu arredor totalmente despexada, medida desde o seu bordo exterior, que pode ser ampliada cando o interese público así o xustifique.

10. Deberá garantirse en todo momento o acceso ás paradas de transporte público regularmente establecidas e o uso das saídas de emerxencia, dos pasos de vehículos e de peóns e dos servizos municipais de acordo co indicado a seguir:

a) As paradas de transporte público regularmente establecidas e os pasos de peóns en toda a súa lonxitude máis de 1 metro a cada lado.

b) As saídas de emerxencia quedarán libres en todo o seu largo máis dun metro a cada lado.

c) Os pasos de vehículos quedarán libres en todo o seu largo cando menos 50 cm a cada lado, medido desde os seus extremos na aliñación do bordo.

d) Manterase unha distancia de 1 metro en todo o seu perímetro aos distintos elementos de mobiliario urbano, sinais de tráfico, báculos de alumeado e outros servizos municipais, de modo que queden totalmente libres, se garanta en todo momento a súa función e se permitan os labores de mantemento.

Artigo 23. Prohibición de equipos de son e actuacións amplificadas en directo.

As actuacións nestas terrazas serán ata as 00,00 horas da noite entre os meses de maio a setembro, e ata as 22,30 o resto do ano. Quedan terminantemente prohibidas as actuacións en directo amplificadas ou con percusión, así como a instalación de equipos ou a emisión de son no interior do pechamento estable.

Artigo 24. Terrazas con pechamentos estables en espacios privados.

Para os efectos da presente ordenanza non computarán edificabilidade as instalacións en espacios privados que reúnan as seguintes condicións:

a) Que non teñan carácter anual, de modo que o tempo de duración da autorización non excederá de nove meses.

b) Que as súas características construtivas se correspondan con estruturas lixeiras, prefabricadas e carentes de cimentación.

Capítulo 3. Autorizacións. Sección primeira.- Disposicións xerais

Artigo 25.Transmisibilidade

1. As autorizacións para instalar terrazas transmitiranse conxuntamente coas licenzas urbanísticas dos establecementos principais, agás renuncia expresa do novo titular que deberá comunicarse ao Concello.

2. As autorizacións para a instalación e funcionamento das terrazas non poderán ser obxecto, en ningún caso, de arrendamento ou cesión independente consonte co establecido no artigo 4 desta ordenanza.

Artigo 26. Período de funcionamento e prazo de solicitude

1. As autorizacións poderán ser anuais ou de tempada, entendendo por tempada a que vai desde o 1 de marzo deica o 31 de outubro, ambos inclusive, e por anual a que vai desde o 1 de xaneiro ao 31 de decembro. As autorizacións anuais poderán permitir, de así o solicitar o interesado, un número de mesas determinado para o período do 1 de marzo ao 31 de outubro e outro número distinto para o período que vai desde o 1 de novembro ao 1 de marzo.

2. A autorización das terrazas en chan privado non excederá de nove meses cando dispoñan de instalacións que non computen edificabilidade nos termos establecidos no artigo 24. No ámbito do Plan Especial de Protección e Rehabilitación da Cidade Histórica estarase ao que establece a súa normativa con respecto a estas instalacións.

3. A autorización poderá ser solicitada en calquera momento, entendéndose que a autorización se outorgará para o tempo que reste desde a concesión deica o fin do período solicitado.

Artigo 27. Vixencia e renovación das autorizacións

1. A vixencia das autorizacións que se concedan corresponderase co período de funcionamento autorizado.

2. As autorizacións que se concederan para instalacións de terrazas renovaranse automaticamente se non se produce modificación ningunha e se ningunha das partes, Administración municipal ou titular, comunica, a súa vontade contraria á renovación.

3. A Administración municipal manifestará a súa vontade contraria á renovación nos seguintes supostos:

a) De se iniciaren procedementos dos que se desprenda a existencia de molestias ou prexuízos derivados do funcionamento da actividade principal ou accesoria.

b) De se apreciar un incumprimento das condicións da autorización ou da mesma ordenanza.

c) Nos casos de falta de pagamento da taxa correspondente.

d) Cando no período autorizado estea prevista a execución de actuacións públicas que modifiquen a realidade física existente no momento do outorgamento da autorización.

e) Cando a terraza poida supor molestia para os usuarios da vía pública ou para os servizos públicos.

4. Nas terrazas con pechamentos estables a autorización concedida terá unha vixencia de cinco anos. Finalizado o período de vixencia, poderá solicitarse unha nova autorización. No entanto, poderá ser revocada antes da finalización deste período por razóns de interese público e sen dereito a indemnización.

Sección segunda. Procedemento

Artigo 28. Solicitante

Poderá solicitar autorización para a instalación dunha terraza o titular da licenza do establecemento.

Artigo 29. Documentación

1. As solicitudes de autorización que se presenten para a nova instalación dunha terraza ou para a modificación dunha xa concedida irán acompañadas da seguinte documentación:

a) Fotocopia da licenza de apertura do establecemento ou referencia ao seu expediente de concesión ou transmisión.

b) Relación dos elementos que se pretendan instalar, con indicación expresa do seu número.

c) Plano de situación da terraza a escala 1:500, no que se reflectir a superficie a ocupar, largo de beirarrúa, distancia ás paradas de autobuses, saídas de emerxencia, pasos de vehículos, quioscos, así como os elementos de mobiliario urbano existentes.

d) Plano de detalle a escala 1:100 con indicación de todos os elementos de mobiliario, así como a súa clase, número, dimensións, total de superficie a ocupar e colocación destes consonte determina o artigo 17. Así mesmo, sinalaranse as medidas correspondentes á fronte de fachada do establecemento e largura da beirarrúa e, se é o caso, as árbores, zonas axardinadas, mobiliario urbano municipal existente, rexistros e arquetas dos servizos municipais e de compañías de servizos.

e) Documento acreditativo da vixencia e de estar ao corrente no pagamento da póliza de seguros a que se refire o artigo 8.

f) Autoliquidación da taxa correspondente.

2. No caso de terrazas situadas en solo de titularidade privada incluirase, ademais, como documentación específica:

a) Acreditación da propiedade ou título xurídico que habilite para a utilización privativa do espazo.

b) Autoliquidación da taxa correspondente.

c) Fotografías das fachadas próximas ao espazo pretendido para a situación da terraza.

3. Nas terrazas con pechamentos estables ou con elementos permanentes, como tarimas, mamparas, peches, etc, incluirase, ademais, como documentación específica:

a) Homologación dos elementos integrantes da estrutura que conforma o pechamento e do mobiliario a instalar no seu interior.

b) Memoria técnica detallando:

– As características das súas instalacións.

– Superficie que se vai ocupar e elementos instalados no interior do pechamento.

– Planos a escala 1:100 nos que se indiquen de forma inequívoca as dimensións, seccións, andares, alzados laterais, frontal e posterior.

– Sistemas de ancoraxe dos elementos ao pavimento.

c) Certificación do técnico facultativo habilitado legalmente, visada polo colexio profesional correspondente, acerca da suficiencia da súa estabilidade estrutural e da adecuación das súas condicións de prevención e extinción de incendios, evacuación, estabilidade e reacción ao lume.

d) Documento acreditativo da constitución dunha garantía para a reposición do pavimento público ao estado anterior á instalación do pechamento. O importe desta garantía determinarase en función do custo de reposición do espazo ocupado.

e) Orzamento de instalación.

f) Póliza de seguros de responsabilidade civil, sen franquía ningunha, que cubra calquera clase de risco derivado do exercicio da actividade hostaleira realizada.

g) Contrato de mantemento e revisión dos extintores e do alumeado de emerxencia e sinalización con empresa autorizada.

4. Nas solicitudes de renovación das autorizacións concedidas no período de funcionamento precedente que impliquen modificacións puntuais soamente será preciso presentar a documentación que describa a modificación.

Artigo 30. Tramitación

A primeira instalación ou modificación desenvolverase consonte o seguinte procedemento:

1. Iniciarase mediante solicitude, en impreso normalizado que conterá polo menos os datos sinalados no artigo 70 da Lei de réxime xurídico das administracións públicas e do procedemento administrativo común (LRX-PAC), ao que se xuntará a documentación prevista nesta ordenanza.

2. Para os efectos do cómputo dos prazos de tramitación considerarase iniciado o expediente na data de entrada da documentación completa no rexistro do órgano competente para resolver.

3. Os servizos municipais disporán dun prazo de 1 mes para examinar a solicitude e a documentación presentada e, se é o caso, requirirán ao interesado para que no prazo de 10 días emende a falta ou presente a documentación preceptiva, indicándolle que se non o fai entenderase que desistiu do seu pedimento e que, logo da resolución, se arquivará sen máis trámite, cos efectos previstos no artigo 42.1 da LRX-PAC.

4. Unha vez completada a documentación, emitirase informe técnico e xurídico que finalizará con proposta nalgún dos seguintes sentidos:

a) De denegación.

b) De outorgamento, indicando se é o caso, os requisitos ou as medidas correctoras que a instalación proxectada deberá cumprir para se axustar á normativa aplicable.

5. A resolución do órgano competente deberá producirse nun prazo non superior a 2 meses contados desde o día seguinte á data na que se considere iniciado o expediente. Transcorrido este prazo sen que houbese resposta, entenderase que a autorización foi rexeitada.

TÍTULO II. Quioscos permanentes

Capítulo 1. Disposicións xerais

Artigo 31. Relación de localizacións

1. O Concello poderá aprobar a instalación dun quiosco permanente cando pretenda dinamizar un espazo público ou esa zona careza do servizo.

2. Este acordo sairá publicado no Boletín Oficial da Provincia.

Artigo 32. Prohibicións para ser titular de concesións e procedemento

En ningún caso poderán ser titulares de concesións sobre bens demaniais as persoas en que concorra algunha das prohibicións de contratar reguladas na Lei de contratos das administracións públicas.

Cando, posteriormente ao outorgamento da concesión, o titular incorra nalgunha das prohibicións de contratación producirase a extinción da concesión.

O procedemento para a adxudicación dos quioscos de carácter permanente será o establecido na lexislación sobre as concesións demaniais.

Artigo 33. Condicións técnicas e de instalación

1. As condicións técnicas de instalación e funcionamento serán as que se determinen nos respectivos pregos de condicións, que serán aprobados polo órgano competente en materia de concesións demaniais.

2. As terrazas autorizadas nestes casos poderán ser obxecto de pechamento cando se estableza nos respectivos pregos de condicións.

Capítulo 2. Tramitación da autorización

Artigo 34. Presentación de solicitudes

1. A solicitude presentarase nas oficinas de rexistro do Concello, sen prexuízo do disposto no artigo 38.4 da LRX-PAC, no impreso normalizado que incluirá polo menos os datos sinalados no artigo 70 da LRX-PAC, á que se xuntará a documentación prevista nesta ordenanza.

2. O prazo de presentación será de 1 mes a contar desde o día seguinte á data de publicación no BOP do acordo polo que se aprobe a instalación dun quiosco permanente.

Artigo 35. Proxecto da instalación

1. A solicitude presentarase en impreso normalizado e a ela xuntaranse as certificacións de estar ao corrente das obrigas tributarias e coa Seguridade Social. No caso de sociedade mercantil, presentarase o documento acreditativo da representación que exerza o solicitante e unha copia da escritura de constitución da sociedade.

2. Xunto coa solicitude presentarase un proxecto de instalación que incluirá:

a) Memoria descritiva dos elementos que se pretenden instalar con indicación dos materiais empregados e a súa fabricación, acabados, instalacións, elementos de mobiliario urbano e demais construtivos e de execución.

b) Detalle das acometidas subterráneas para a subministración de auga, electricidade e saneamento.

c) Planos acoutados de planta e alzado do quiosco e das súas instalacións a escalas 1:100 así como da súa disposición dentro do espazo autorizable.

d) Orzamento total das obras e instalacións que se pretendan realizar.

e) Acreditación da constitución da garantía para responder das posibles deterioracións do dominio público e as súas instalacións.

Artigo 36. Competencia e resolución

1. Examinada a documentación presentada, os técnicos municipais efectuarán unha valoración dos proxectos e a proposta de adxudicación atendendo ás características hostaleiras, urbanísticas e ambientais das instalacións e a súa relación co contorno en que se vaian que situar.

2. A concesión será outorgada polo órgano competente de acordo co previsto na Lei reguladora das bases do réxime local para autorizacións demaniais.

Artigo 37. Eficacia da autorización

Para a eficacia da autorización outorgada, o adxudicatario deberá presentar dentro do prazo dos 10 días seguintes á súa notificación os seguintes documentos:

a) Copia compulsada da alta no epígrafe correspondente do imposto sobre actividades económicas.

b) Copias compulsadas dos contratos de traballo que acrediten a relación laboral das persoas que vaian desenvolver a actividade en nome do titular, sexa persoa física ou xurídica.

c) Copia compulsada do carné de manipulador de alimentos de todos os empregados.

d) Fianza de explotación, que garanta os posibles danos que se poidan causar ao dominio público municipal ou aos seus elementos de mobiliario urbano como consecuencia do exercicio da actividade. Esta fianza consistirá no 10 por cento da contía do orzamento da instalación.

e) Copia compulsada da póliza de seguros de responsabilidade civil derivada tanto da explotación da actividade como da venda de produtos.

f) Documento de pagamento da taxa por utilización privativa ou aproveitamento especial.

Artigo 38. Vixencia

O prazo máximo de vixencia das concesións será o que se estableza no prego de condicións dentro dos límites permitidos pola lei, pero poderanse revogar antes da fin dese prazo sen dereito a indemnización en caso de que existan molestias por ruídos, fumes ou olores, en caso de que o quiosco cause molestias aos usuarios da vía pública ou aos servizos públicos, ou de se iren realizar obras na vía pública que aconsellen a súa retirada.

TÍTULO III. Réxime disciplinario e sancionador

Capítulo 1. Restablecemento da legalidade

Artigo 39. Compatibilidade

1. As responsabilidades administrativas que resulten do procedemento sancionador serán compatibles coa esixencia ao infractor da reposición da situación alterada ao seu estado orixinario, así como coa indemnización polos danos e perdas causados.

2. Non obstante, tanto nos procedementos de restablecemento da legalidade como nos sancionadores poderanse acordar medidas cautelares, como a retirada das instalacións ilegais ou a suspensión do funcionamento da terraza, consonte o disposto na normativa sobre procedemento administrativo común.

Capítulo 2. Infraccións e sancións

Artigo 40. Infraccións

Serán infraccións conta esta ordenanza as accións ou omisións que contraveñan o disposto nela.

Artigo 41. Suxeitos responsables

Serán responsables das infraccións as persoas físicas ou xurídicas titulares das instalacións.

Artigo 42. Clasificación das infraccións

As infraccións desta ordenanza clasifícanse en leves, graves e moi graves.

1. Son infraccións leves:

a) A falta de ornato ou limpeza da instalación ou da súa contorna.

b) O incumprimento do horario de inicio ou de peche en menos de 1 hora.

c) A falta de exposición nun lugar visible para os usuarios, veciños e axentes da autoridade do documento de autorización e do plano de detalle.

d) Almacenar ou amontoar produtos, envases ou residuos na zona de terraza ou en calquera outro espazo da vía pública.

e) O incumprimento de calquera outra obriga prevista nesta ordenanza que non sexa constitutiva de infracción grave ou moi grave.

2. Son infraccións graves:

a) A comisión de tres faltas leves ao cabo de 1 ano cando así se declarase por resolución firme.

b) O incumprimento do horario de inicio ou de peche en máis de 1 hora.

c) A instalación de elementos de mobiliario urbano non previstos na autorización ou en número maior dos autorizados.

d) A ocupación dunha superficie maior á autorizada en máis do 25 por cento e en menos do 75 por cento ou o incumprimento doutras condicións da delimitación.

e) O servizo de produtos alimentarios non autorizados.

f) A carencia do seguro obrigatorio.

g) A instalación de instrumentos ou equipos musicais ou outras instalacións non autorizadas ou fóra do horario ao que se limitaran nos quioscos que os teñan autorizados.

h) A ocultación, manipulación ou falsificación dos datos ou da documentación presentados para a obtención da correspondente autorización.

i) A non presentación do documento de autorización e do plano de detalle aos axentes da autoridade ou funcionarios competentes que o requiran.

l) O incumprimento da obriga de retirar ou recoller e amontoar o mobiliario da terraza ao finalizar o seu horario de funcionamento.

3. Son infraccións moi graves:

a) A instalación de terrazas sen autorización ou fóra do período autorizado.

b) A ocupación dunha superficie maior á autorizada en máis do 75 por cento.

c) O incumprimento da orde de suspensión inmediata da instalación cando disto derive unha perturbación relevante da convivencia que afecte de maneira grave, inmediata e directa á tranquilidade ou ao exercicio de dereitos lexítimos doutras persoas ou dificulte o uso ou funcionamento dun servizo público ou supoña unha deterioración grave de equipamentos, infraestruturas, instalacións de servizos públicos, espazos públicos ou calquera das súas instalacións.

d) A celebración de espectáculos ou actuacións non autorizadas de forma expresa.

e) O incumprimento do horario de inicio ou de peche en máis de 1 hora, cando disto derive unha perturbación relevante da convivencia que afecte de maneira grave, inmediata e directa á tranquilidade ou ao exercicio de dereitos lexítimos doutras persoas.

Artigo 43. Sancións

A comisión das infraccións previstas nesta ordenanza levará emparellada a imposición das seguintes sancións:

As infraccións leves sancionaranse cunha multa de ata 750 euros.

As infraccións graves sancionaranse cunha multa de ata 1.500 euros e a revogación da autorización se concorren as circunstancias agravantes previstas no artigo seguinte.

As infraccións moi graves sancionaranse cunha multa de ata 3.000 euros e revogación da autorización.

Artigo 44. Circunstancias modificativas da responsabilidade

Para a modulación das sancións atenderase á existencia de intencionalidade ou reiteración, natureza dos prexuízos causados, reincidencia na comisión ao cabo dun ano de tres infraccións da mesma natureza cando así o declare resolución firme e ao beneficio obtido coa súa realización.

Artigo 45. Procedemento

A imposición das sancións requirirá a previa incoación e instrución do procedemento correspondente, que se substanciará consonte ao disposto na lexislación xeral sobre procedemento administrativo común e o seu regulamento de desenvolvemento. O acordo de iniciación poderá ordenar a adopción de medidas provisionais que resulten necesarias para garantir a eficacia da resolución que puidera recaer, tales como a retirada das instalacións ilegais ou a suspensión do seu funcionamento.

Artigo 46. Autoridade competente

A incoación e resolución dos procedementos sancionadores corresponderá ao órgano competente para conceder a correspondente autorización.

Artigo 47. Prescrición

Os prazos de prescrición das infraccións e sancións serán os previstos na lexislación xeral sobre procedemento administrativo común.

DISPOSICIÓNS ADICIONAIS

Primeira. O réxime disciplinario e sancionador previsto no título IV desta ordenanza non será aplicable ao incumprimento polo concesionario de quioscos permanentes dos deberes establecidos nas cláusulas do contrato, debendo respectar, nestes casos, o acordado nas propias cláusulas e na lexislación xeral reguladora da contratación administrativa.

Segunda. Non se concederá ningunha autorización de terraza se o establecemento principal non dispón previamente da placa identificativa prevista no artigo 45 da Ordenanza municipal reguladora da emisión e recepción de ruídos, vibracións e condicións dos locais.

Terceira. Habilítase á Alcaldía-Presidencia para dictar as disposicións ou instruccións necesarias para o desenvolvemento e aplicación da presente ordenanza.

DISPOSICIÓNS TRANSITORIAS

Primeira. As autorizacións concedidas con anterioridade á entrada en vigor desta ordenanza para a instalación de terrazas quedarán revogadas aos catro meses desde a data da entrada en vigor desta ordenanza.

Segunda. As autorizacións para instalar novas terrazas ou para modificar as existentes, nas condicións previstas nesta ordenanza, poderán solicitarse en calquera momento.

DISPOSICIÓN DERROGATORIA

Quedan derrogados os artigos 108, 109, 110, 111 e 112 da actual Ordenanza de circulación e uso da vía pública e o parágrafo 6º do artigo 43 da vixente ordenanza xeral municipal reguladora da emisión e recepción de ruidos, vibracións e condicións dos locáis, así como cantas disposicións de igual ou inferior rango se opoñan ao establecido nesta ordenanza.

O parágrafo 4º do artigo 48 da ordenanza xeral municipal reguladora da emisión e recepción de ruidos, vibracións e condicións dos locáis queda redactado do seguinte xeito:

As actividades complementarias desenvolvidas polos establecementos incluídos nos grupos I, II e III no exterior (terrazas en vía pública) non estarán sometidas ás limitacións do illamento acústico ou aos limites máximos de ruído permitidos no exterior. No obstante, en ningún caso se producirán ruídos que superen en espazos lindantes, horizantais ou verticais, os niveis fixados como niveis de recepción polo artigo 13 desta ordenanza. En todo caso, os espacios dedicados a estas actividades complementarias non poderán dispor de equipos de música ou outras reproducións sonoras, así como tampouco outros elementos que sexan susceptibles de producir ruídos.

DISPOSICIÓN FINAL

Publicación, entrada en vigor e comunicación

Esta norma entrará en vigor ao día seguinte á data da publicación do acordo da súa aprobación definitiva no Boletín Oficial da Provincia.”

Santiago de Compostela, 3 de maio de 2012

A Concelleira delegada de Urbanismo, Vivenda, Rehabilitación e Cidade Histórica

Asdo: María Pardo Valdés

……………………………………………………

BOP 93 de 18_05_2012 ORDENANZA DE TERRAZAS E QUIOSCOS DE HOSTELERIA SANTIAGO DE COMPOSTELA

correccion erro ordenanza de terrazas e quioscos (BOP nº 39 de 26 de febrero de 2013)

Aprobación definitiva da corrección de erro do artigo 6.1 da Ordenanza reguladora das terrazas e quioscos de hostalería

O Pleno da corporación de Santiago de Compostela, na sesión ordinaria que tivo lugar o día 29 de novembro de 2012, acordou a corrección de erro relativo ó horario no artigo 6.1 da Ordenanza municipal reguladora das terrazas e quioscos de hostalería.

Dito acordo estivo sometido ao trámite de información pública e audiencia aos interesados polo prazo de 30 días a contar dende o seguinte á publicación do acordo de aprobación inicial no Boletín Oficial da Provincia, sen que foran presentadas reclamacións ou suxestións, polo que se entende definitivamente aprobada a corrección de erro relativo ó horario no artigo 6.1 da Ordenanza municipal reguladora das terrazas e quioscos de hostalería, quedando redactado como segue:

“O horario de funcionamento das terrazas situadas en solo de titularidade e uso público, así como o das terrazas situadas en solos privados, será ata a 1 da madrugada nos meses de maio, xuño e setembro durante a semana e ata as 2 da madrugada os sábados (noites do venres ao sábado) e domingos (noites do sábado ao domingo). Os meses de xullo e agosto o horario de peche será ás 2 e media da madrugada todos os días. O resto do ano, do 1 de outubro ao 30 de abril, o horario de peche será ás 11.30 da noite entre semana e ata as 12.30 en sábados (noites do venres ao sábado) e domingos (noites do sábado ao domingo), podendo prorrogarse en época de festas.”

Santiago de Compostela, 12 de febreiro de 2013

María Pardo Valdés, Concelleira de Urbanismo, Vivenda, Rehabilitación e Cidade Histórica